COPE

¿Cómo podemos evitar sufrir un ataque al corazón?

Las afecciones cardíacas constituyen la primera causa de muerte en el mundo, un 16% y seis de cada diez personas en España tienen riesgo cardiovascular

Audio

Jorge Richter

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:47

Cuando preguntamos a Emilio sobre sus hábitos antes de sufrir un infarto de miocardio, asegura que no se consideraba una persona insana: “Yo no fumo, no bebo mucho, hago una vida más o menos deportiva. Es verdad que tengo un poco de sobrepeso, a lo mejor tendría que hacer más deporte. Pero cuando te pasa, no te lo crees”.

Hace 5 años, un 14 de febrero, alrededor de las 12 de la mañana, practicaba un ejercicio poco ligero y empezó a notar que no se encontraba bien. No pensó que se trataba de un infarto: “Yo pensaba que me había sentado mal el desayuno. No tenía los típicos síntomas. Me fui al vestuario y empecé a tener sudores fríos y sensación de que me… de que me iba, básicamente”. Afortunadamente, su hija, que estaba con él, llamó al SAMUR.

Apenas recuerda el viaje en ambulancia: “Yo, el recuerdo que tengo es que, me estaban llevando a La Paz, y pensé que estaban cogiendo todos los baches posibles de la carretera. Con lo malito que yo estaba. Y en realidad, la ambulancia no se había movido. Esos baches que notaba eran las sacudidas del desfibrilador”.

Manasés también sufrió un infarto hace años. Asegura que no era una persona que se cuidase mucho, pero tampoco pensaba que era una persona descuidada: “No hacía demasiados excesos, pero sí que fumaba y tenía sobrepeso. Y llega un día en que te llega”.

Datos objetivos

Las principales causas que llevan a sufrir problemas cardíacos son la mala alimentación, el tabaco, el sedentarismo y el estrés. El doctor Manuel Landecho, de la Unidad de Chequeos Cardiovasculares de la Clínica de Navarra, apunta que lo primero para cambiar es conocer nuestro estado de salud, haciéndonos las pruebas necesarias: “Es importante empezar este cambio de vida partiendo de datos objetivos. Eso solo se puede ver mediante análisis. Además ahora se dispone de la tecnología para conocer el detalle milimétrico en relación con el estado de salud cardiovascular”.

Respecto al porcentaje de casos inesperados de infarto de miocardio, afirma que es un número muy bajo: “Es cierto que existen casos en los que toca, y toca. Pero lo más frecuente es que lo podamos predecir”.

Durante la pandemia, el número de tratamientos de estas dolencias han caído un 40%, lo que ha multiplicado por dos las muertes en hospitales por ataques al corazón.

Cambiar los hábitos

No es necesario sufrir un infarto para empezar a cambiar nuestro día a día. La prevención consiste en cambiar nuestros hábitos a unos más sanos y sobre todo personalizados: “Es importante mantener un peso saludable a base de hacer un ejercicio que no implique riesgo. Si una persona empieza de pronto a correr 4 kilómetros, tenemos constancia de que se va a hacer daño. Lo que hay que hacer es un plan progresivo, haciendo todos los días todo lo que se pueda. y por supuesto mejorar la gestión del estrés” explica Landecho.

Emilio y Manasés han tenido que transformar sus vidas pero siguen teniendo una vida normal: “Empiezas a incorporar pautas que te ayudan, cómo incorporar la medicación, tener más cuidado con la alimentación, hacer un poco de deporte. Pero si un día quieres te puedes tomar una copa de vino. Una, no dos botellas”.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar