• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

SUCESOS INMIGRACIÓN

Casado reprocha al PSOE que quiera derogar rechazos en frontera y los realice

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, ha reprochado este viernes al Gobierno del PSOE que mostrara su intención de derogar los rechazos en frontera de inmigrantes, conocidos como devoluciones en caliente, y en cambio haga uso de ellos "aunque luego anuncien su supresión".,Durante su participación en un mitin en Melilla, Casado se ha referido al intento de entrada que se vivió el pasado domingo en la valla entre España y Marruecos en la ciudad autónoma, en el que má

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:20

El presidente nacional del PP, Pablo Casado, ha reprochado este viernes al Gobierno del PSOE que mostrara su intención de derogar los rechazos en frontera de inmigrantes, conocidos como devoluciones en caliente, y en cambio haga uso de ellos "aunque luego anuncien su supresión".

Durante su participación en un mitin en Melilla, Casado se ha referido al intento de entrada que se vivió el pasado domingo en la valla entre España y Marruecos en la ciudad autónoma, en el que más de un centenar de inmigrantes trataron de acceder a territorio nacional y finalmente lo consiguieron 52 de ellos en un salto que se saldó con cinco heridos, cuatro de ellos guardias civiles.

Casado ha lamentado este "salto violento" que se vivió en la valla, de la que ha recordado que es la frontera sur de España y de la Unión Europea, y para la que ha reclamado que esté "bien defendida" con medios materiales, tecnológicos y físicos pero también con "instrumentos legales para proteger a los servidores públicos".

Ha pedido un aumento de las plantillas de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado destinadas en la frontera porque "no pueden trabajar en estas condiciones" y deben estar "prestigiadas, apoyadas, reconocidas y protegidas", ya que tutelan las libertades de los ciudadanos, además de la soberanía y la integridad territorial, y defienden "lo que tiene que ser una frontera para toda la Unión Europea".

También en relación con la inmigración, Casado ha asumido la reivindicación del Gobierno de Melilla de que el problema de los menores extranjeros no acompañados (menas) sea una política de Estado y no solo una cuestión de las autonomías, por lo que ha reclamado que el Gobierno central se implique en las inversiones, la seguridad y los fondos sociales.

Ha calificado como "un drama" la situación a la que se deben enfrentar administraciones públicas como la Ciudad Autónoma de Melilla, que deben afrontar los costes que supone este tipo de inmigración sin los recursos que requiere por parte de la Administración del Estado.

Lo más