Carmona (CGPJ): "Confundir violencia de género con doméstica manda un mensaje absolutamente desgarrador a las víctimas"

Carmona (CGPJ): Confundir violencia de género con doméstica manda un mensaje absolutamente desgarrador a las víctimas

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 12:03

La presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Ángeles Carmona, sostiene que confundir la violencia de género con la violencia doméstica o intrafamiliar "es algo de Perogrullo". "Empezar a confundir otra vez estos conceptos sin duda alguna es dar pasos atrás y difundir un mensaje muy peligroso a la sociedad y un mensaje absolutamente desgarrador para las mujeres que son víctimas de violencia de género", ha señalado en una entrevista con Europa Press.

Carmona ha rechazado que se equipare la violencia de género --que es la que sufren las mujeres por parte de parejas o exparejas-- con la violencia 'intrafamiliar' --que contempla a todas las víctimas de violencia en el ámbito doméstico--. "Confundir violencia de género con violencia doméstica ya en pleno año 2019 supone una falta de formación total y absoluta", ha subrayado.

Así lo ha manifestado tras ser preguntada sobre la postura de Vox, que en reiteradas ocasiones ha cuestionado la Ley Integral contra la Violencia de Género aprobada en 2004. Esta norma tiene por objeto actuar contra la violencia que se ejerce sobre las mujeres por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges "como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres". Sus hijos menores de edad también están reconocidos oficialmente como víctimas.

Precisamente esta ha sido una semana negra para la violencia de género. En apenas cinco días, tres mujeres han sido asesinadas a manos de sus parejas o exparejas, y también un niño de 10 años en Beniel (Murcia) a manos de su padre, quien estaba condenado por malos tratos y se ha suicidado tras cometer el crimen.

"RAÍCES COMPLETAMENTE DIFERENTES"

Según ha defendido Carmona, "la violencia de género tiene unas raíces completamente diferentes a la 'intrafamiliar' y merece un trato diferenciado". Y ha hecho hincapié en que lo afirma el Tribunal Constitucional (TC), que avaló varias veces la ley contra la violencia de género que, entre otras cosas, contempla un aumento de penas en caso de que el maltratador sea hombre.

El tribunal de garantías, según ha destacado la jueza, "justifica perfectamente" el tratamiento diferenciado por género para estos delitos "porque afectan a las mujeres de manera desproporcionada". Además, ha apuntado que esto también está amparado por el Tribunal Supremo, que está dictando sentencias en las que ve "plenamente justificado" este trato distinto.

Asimismo, Carmona también ha insistido en que la legislación española en materia de lucha contra la violencia de género "ha sido premiada por la ONU". "¿Cómo vamos a decir que es una ley que no es constitucional o que no es igualitaria?", ha cuestionado.

"No podemos dar ni un paso atrás. Es más, no solo no hay que derogar esta ley, sino que hay que ampliarla, como dice el Convenio de Estambul", argumenta Carmona a Europa Press. En 2014, España ratificó este convenio que amplía el concepto de violencia machista más allá a la que se perpetúa en el ámbito de la pareja o expareja. Tras cuatro años desde su ratificación, España no ha trasladado esta extensión del concepto a su legislación.

"SIEMPRE QUE HAY AVANCES, HAY MOVIMIENTOS DE RESISTENCIA"

En cualquier caso, desde el Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ, que se creó en 2002, aseguran que no van a consentir que se retroceda en la lucha contra la violencia machista que sufren las mujeres. "Confundir otra vez y empezar a explicar lo que ya explicamos en 2002 supone un retroceso-- ha alegado Carmona-- Siempre que hay avances en la sociedad en general, hay movimientos de resistencia, tenemos una sociedad patriarcal y machista que se resiste a los cambios".

Para ella, los discursos que cuestionan la violencia de género "lo que pretenden es confundir" y trasladar a la opinión pública que el resto de las personas que sufren violencia en el ámbito familiar "no están protegidas". "No es verdad, la violencia doméstica también tiene un trato diferenciado respecto de otro tipo de violencia y está perfectamente diferenciada", ha apuntado, mencionando concretamente el caso de los menores, que también son víctimas especialmente vulnerables.

Así, tras recordar que los menores que sufren la violencia de género contra sus madres ya están protegidos por ello, ha defendido la necesidad de abordar una ley específica, como es la ley integral de protección de la infancia, un anteproyecto de ley que por el momento no ha llegado a ser aprobado. "Estoy segura de que en la siguiente legislatura se va a aprobar porque necesitan más protección, por supuesto que sí", ha incidido.

Carmona está convencida de que solo es "una minoría" la que cuestiona "una realidad tan patente" como la violencia que sufren las mujeres a manos de sus parejas o exparejas. Según los datos oficiales, desde el año 2003 un total de 1.010 mujeres han sido asesinadas por violencia de género, y desde 2013, 29 hijos e hijas de víctimas.

"Vemos a diario cómo siguen habiendo noticias sobre mujeres asesinadas. Decir que no hay violencia de género es algo de perogrullo, estamos convencidas de que se va a imponer la verdad", ha sentenciado.

"¿POR QUÉ LAS MUJERES VAN A DENUNCIAR FALSAMENTE?"

La juez también ha rechazado que se cuestionen las denuncias que las mujeres interponen por delitos de violencia de género. A su juicio, decir que la "inmensa mayoría" de estas denuncias son falsas no está amparado por los datos y, además, supone acusar de prevaricación a los alrededor de 1.500 jueces y 1.500 fiscales que tratan violencia de género en distintos juzgados. "¿Se han puesto de acuerdo para prevaricar? ¿Cómo es posible? ¿Están pasando por delante de ellos mujeres y están instruyendo delitos por denuncias falsas y no están haciendo nada? Es impensable?", ha argumentado.

Carmona considera que el arquetipo de "mujer perversa, mentirosa, que se quiere aprovechar de todo" sigue latente en una sociedad que, en su opinión, es "machista". "¿Por qué la mujer va de por sí a denunciar falsamente, y los hombres no?", ha preguntado.

Así, ha rechazado que se generalice y se diga que las mujeres denuncian violencia de género para "aprovecharse" de esto en procesos de divorcios, para tener una pensión más alta o para quedarse con los hijos. "Si esto fuera verdad, tendría que haber en los juzgados de violencia el mismo número de denuncias que de asuntos civiles que tramitar, pero es que el porcentaje de denuncias en comparación con los asuntos civiles no llega ni al 15%", ha afirmado.

Carmona, que ha dicho que sí hay "casos aislados" --hay un 0,019% del total de las sentencias condenatorias son por denunciar falsamente--, ha reivindicado la necesidad de "seguir trabajando, haciendo análisis científicos con seriedad" sobre los datos relacionados con violencia de género, insistiendo en que "al final la verdad es lo que va a triunfar".

Lo más