Boletín

El aceite de palma, la alternativa saludable a las grasas trans

El aceite de palma, la alternativa saludable a las grasas trans

Europa Press

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 12:37

MADRID, 17 (CHANCE)

La reciente limitación de la Unión Europea para que los alimentos solo puedan contener un máximo de dos gramos de grasas trans por cada 100 gramos de grasa hace que el aceite de palma se convierta en una opción para la elaboración de productos alimentarios, ya que este apenas contiene grasas trans (menos del 1 por ciento) y evita que sea necesario hidrogenar aceites vegetales.

En la producción de alimentos, el aceite de palma se usa especialmente para la elaboración de alimentos procesados, como sustituto de grasas de origen animal, así como para disminuir el contenido de grasas trans, cuyos efectos nocivos para la salud están reconocidos por las autoridades públicas y la comunidad científica.

El aceite de palma ayuda a mantener la textura y las características sensoriales del alimento, prolongando su vida útil. Además, como la mayoría de los aceites naturales de semillas, el aceite de palma apenas contiene los denostados ácidos grasos trans.

Además, según la nutricionista Irene Castillo, el aceite de palma tiene un porcentaje de grasas insaturadas de un 50% y es el único aceite vegetal que proporciona antioxidantes y fitonutrientes, que "tienen propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antimicrobianas, regulan el colesterol y los triglicéridos y, con ello, mejoran la salud cardiovascular, en concreto la presión sanguínea".

En este sentido, la nutricionista subraya que no hay indicios de que el consumo de aceite de palma en una dieta equilibrada esté relacionado con ningún problema de salud específico y recuerda que la relación entre los nutrientes y la salud debe ser considerada dentro de la dieta completa y no en términos de alimentos individuales.

En comparación con otras grasas y aceites, el aceite de palma tiene niveles medios de grasas saturadas, por debajo de alternativas como el aceite coco.

Lo más