COPE

Todo lo que esconde el escudo de España: reflejo de la historia de una de las naciones más antiguas del mundo

La unión de nuestro escudo y la bandera rojigualda respira más de nueve siglos de historia que conformaron a una de las naciones más antiguas y respetadas del mundo

El escudo de España: reflejo de la historia de una de las naciones más antiguas y laureadas del mundo

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23:39

El escudo de España no es fruto de un eventual capricho. Tampoco se trata de una simple y desarraigada representación. El escudo de España, junto con nuestra bandera, son símbolos inequívocos de la nación. Son signo de la soberanía, independencia, unidad e integridad de la patria, y representa los valores superiores expresados en la Carta Magna. La unión de nuestro escudo y nuestra bandera rojigualda respira más de nueve siglos de historia que conformaron a una de las naciones más antiguas y respetadas del mundo.

El escudo de España fue definido por la Ley 33/1981, de 5 de octubre, es decir, se definió casi tres años después de la aprobación de la Constitución. La formación de nuestro escudo no sólo no está recogido en la Ley fundamental del Estado, sino que además –durante ese tiempo– la España que nacía gracias a la aprobación de la Constitución más importante de nuestra historia estuvo representada por el escudo que tenía como soporte al Águila de San Juan.

Este distintivo, suprimido en la Ley del Escudo de España, procede de la época de los Reyes Católicos, cuando se unieron los emblemas de Castilla y Aragón. Por tanto, calificar el escudo de España con el Águila de San Juan como anticonstitucional o franquista es incorrecto, fruto –quizá– de una grave manipulación histórica. Pero, ¿qué nos dicen cada uno de los emblemas y leyendas que aparecen en el escudo de España?

El escudete de Borbón-Anjou, símbolo de la España democrática

El actual escudo de España es una herencia del adoptado por el Gobierno Provisional en 1868, pero sustituyendo la corona mural por la real y superponiendo el escudete de Borbón-Anjou como símbolo de la restauración monárquica. Este emblema de la dinastía reinante en España desde el año 1700 está formado por tres flores de lis de oro sobre fondo azul. Simbolizan la hermandad de los caballeros de esta Casa Real; cada una de ellas representa la fe, la sabiduría y el código de caballería. En la parte inferior del blasón aparece el escudo de armas del Reino de Granada, representado con el fruto de una granada.

El escudo de España: reflejo de la historia de una de las naciones más antiguas y laureadas del mundo


Respecto al blasón del escudo, este está dividido en cuatro partes, denominadas cuarteles, cada una de ellas ocupada por un escudo de armas de un reino histórico de España. Si lo visualizamos de arriba a abajo en el sentido de las agujas del reloj, los escudos de armas representados son los de los reinos de Castilla, León, Navarra y Aragón.

Un castillo de oro hace alusión al Reino de Castilla, mientras un león rampante púrpura representa al Reino de León. Estos dos escudos de armas evidencian la clara relación histórica entre los reinos a los que representan. Abajo, a la izquierda, el Reino de Aragón es representado con cuatro barras rojas verticales sobre fondo amarillo: es la señera, y aparece en parte de las banderas de las comunidades autónomas actuales de Cataluña, Baleares, Comunidad Valenciana y la propia Aragón.

Por último, una cadena de oro representa al Reino de Navarra, cuyo origen resulta impreciso para los historiadores. Una de las hipótesis más consolidadas al respecto es la que vincula su raíz a la batalla de las Navas de Tolosa de 1212 contra los musulmanes. Según la leyenda, el rey navarro Sancho VII 'El Fuerte' fue el único capaz de romper el muro que los musulmanes africanos habían tendido encadenándose los unos con los otros.

El escudo de España: reflejo de la historia de una de las naciones más antiguas y laureadas del mundo


El lema 'Plus Ultra': un especial sentido tras la conquista de América y la creación de un Imperio de Ultramar

El escudo de España se encuentra flanqueado por dos elementos de una gran carga histórica para nuestra nación. Son los pilares plateados que representan a las Columnas de Hércules, un elemento mitológico que se dice que se situaba en el estrecho de Gibraltar para marcar los límites del mundo conocido para los antiguos griegos. Allí acababa todo. Más allá de las mismas no se sabía de la existencia ni de América ni de ninguna otra civilización.

La presencia de este elemento de la mitología griega en el escudo de España tiene que ver con la histórica voluntad de expansión del país. Adoptadas inicialmente por el rey Carlos I, las Columnas de Hércules cobraron especial sentido tras la conquista de América y la creación de un Imperio de Ultramar, el Imperio Español.

Por esa razón, los dos pilares están construidos sobre las olas del mar e incluyen una cinta roja con el lema 'Plus Ultra', que en latín significa 'Más allá', refiriéndose a esa antigua barrera de los griegos. Sobre cada Columna de Hércules aparece una corona distinta. Sobre el pilar siniestro se representa la corona real; sobre el diestro, la imperial. Ambas aluden al concepto de monarquía e imperio, siempre presentes en la historia del Reino de España.

El escudo de España: reflejo de la historia de una de las naciones más antiguas y laureadas del mundo


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar