COPE

Dónde compraba sus boinas y el estadio de fútbol que visitó: los secretos del Che Guevara en Madrid

El revolucionario Che Guevara vino en tres ocasiones a la capital durante la etapa franquista y sus viajes a España quedaron marcados por varios episodios anecdóticos

Dónde compraba sus boinas y el estadio de fútbol que visitó: los secretos del Che Guevara en Madrid
Patricia Blázquez Serna

Redactor de COPE.es

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18 jul 2021

La historia reciente siempre quedará marcada por las míticas fotografías del revolucionario Che Guevara caminando por las calles de Madrid. Por aquel entonces, los madrileños, que estaban inmersos en una dictadura, apenas tenían conocimiento de lo que ocurría fuera de las fronteras de nuestro país como consecuencia de la enorme censura que existía en el régimen de Francisco Franco.

El revolucionario Che Guevara visitó tres veces la capital española, pero la más famosa fue la correspondiente al año 1959, momento al que se remontan las populares fotografías del Che con sus escoltas viendo una corrida de toros en la Plaza de las Ventas. La cadena de visitas a la capital española, no obstante, coincidieron con la etapa franquista, y con ello a una fuerte censura que rodeó a los medios y la información que se emitía y publicaba por aquel entonces. Es por ese motivo que los españoles apenas tenían conocimiento de la figura del Che: no sabían quién era y, por ello, no podían identificarle por la calle.

El primer viaje del Che: su visita a la Facultad de Medicina y las compras en Galerías Preciados

Para repasar algunos de los momentos más representativos de la visita del revolucionario a Madrid hemos hablado con el historiador Daniel Murillo, quien ha querido dejar claro, en primera instancia, que el Che Guevara y el dictador Francisco Franco nunca llegaron a encontrarse, y por ende, tampoco a conocerse. “Franco y Fidel Castro sí se llevaban bien, pero al Che nunca le llegó a conocer. Cuando vino, solo paseó por Madrid”, ha aclarado el historiador.


Che Guevara


Tal y como ha explicado Daniel Murillo, el revolucionario vino tres veces a la capital. La primera de ellas iba camino de Egipto y se detuvo en Madrid. “Hizo lo típico de un viaje a una ciudad europea”, ha aclarado. En este sentido, ha querido remarcar que “alguien como Che paseara por el Madrid del período franquista no deja de ser muy peculiar”. Además, ha remarcado la premisa de que nadie le conocía por aquel entonces porque todavía “no era el Che como s le conoce hoy”. En otras palabras, era relativamente conocido en Cuba y Latinoamérica pero el resto del mundo todavía no tenía constancia de su figura. Es especialmente reseñable que todos le miraban sorprendidos al verle con gorra y el puro. De hecho, en su primera visita a Madrid, lo primero que hizo nada más llegar “fue ir al Santiago Bernabéu a homenajear a Miguel Muñoz”, ya que era un gran seguidor del fútbol europeo.

Otro momento curioso de su visita a la capital fue la petición de ir a ver la Facultad de Medicina de la Ciudad Universitaria. “En Latinoamérica era como si hablásemos de Oxford o Cambridge. La Facultad era famosa allí y él estaba interesado en verla”, ha asegurado el historiador. Desde allí, tras conocerla de primera mano, hizo el famoso paseo por Moncloa “como si fuese una persona cualquiera”.

Al salir de Ciudad Universitaria, el revolucionario visitó el Palacio Real, desayunó en la Cafetería California y esa misma tarde paseó por Galerías Preciados, donde se compró su famosa máquina de escribir. No obstante, la parte más curiosa de sus visitas a España tuvo lugar en su segundo viaje y está relacionado con su famosa boina.

No obstante, una de las mayores curiosidades —y tal vez la más caprichosa casualidad— el mismo mes que está Che Guevara en Madrid “se completa la construcción del Valle de los Caídos, se firman los planes de estabilización en España para establecer una economía más abierta y se funda ETA”, ha reseñado el historiador, quien además ha insistido en que todo ello fue “durante el mes de la visita del Che”.

Las boinas del Che Guevara en su segundo viaje a Madrid

Como ya hemos venido diciendo, uno de los elementos que siempre ha caracterizado al revolucionario eran sus boinas. Durante mucho tiempo hubo diversas personas que pensaron que Che Guevara solo tenía una sola boina y que era la que solía llevar siempre consigo.

No obstante, durante su segundo viaje fue cuando se lanzó a hacer compras en el centro de la capital. Fue del 2 al 8 de septiembre, cuando en realidad vino “por casualidad” por un problema en el avión y se vio obligado a efectuar una “parada de emergencia en Madrid”.

Fue en la Plaza Mayor donde el revolucionario entró a la tienda de sombreros ‘La Favorita’, donde al parecer “compró un montón de boinas”.

“Se piensa que muchas de las boinas que llevaba, que decían que siempre era la misma, la gran mayoría se las compró en Madrid, en la tienda de sombreros más famosa de la capital”, ha explicado. Un establecimiento que, además, por aquel entonces tenía “fama internacional”.

Fue en esta segunda parada en la capital cuando fue a una corrida de toros en la Plaza de las Ventas. “La expectación no fue por el Che”, ha reseñado el historiador y ha insistido en que, todavía, la gente apenas le conocía todavía. La expectación llegó, al parecer, “por estar rodeado por un grupo de cubanos, sus escoltas, todos ellos con uniformes de guerrilleros, barbas y puros”, ha explicado.

“Todo el mundo en Madrid se fijaba en esa gente, que a saber quiénes eran, pero la imagen era curiosa”, ha explicado. “No sabían que eran los escoltas del Che Guevara”, ha concluido el historiador Daniel Murillo.




Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Con Irene Pozo

Escuchar