Motociclismo | Moto 3

Viñales asegura que podrá estar en Catar

Maverick Viñales confía en poder estar listo para inicio del Mundial en el Gran Premio de Catar, el próximo 7 de abril, después de haber sido intervenido con éxito de una amputación traumática de la falange distal del dedo anular de la mano derecha.

cope.es cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:22

El piloto español Maverick Viñales (KTM) ha confiado hoy en poder estar listo para inicio del Mundial en el Gran Premio de Catar, el próximo 7 de abril, después de haber sido intervenido con éxito de una amputación traumática de la falange distal del dedo anular de la mano derecha. Tras una caída en los entrenamientos oficiales de Moto3 en Jerez, el piloto sufrió un traumatismo que le provocó "la pérdida de la uña y de la punta del dedo, casi media falange, así como de la piel que recubría esa zona, muy importante porque es la que da el tacto", ha explicado el doctor Xavier Mir, del Hospital Universitario Quirón Dexeus de Barcelona. En una rueda de prensa junto a Viñales en el hospital, Mir ha detallado que, mediante una operación microquirúrgica, al piloto se le ha realizado un colgajo cutáneo por traslación, consistente en un "colgajo de piel del propio dedo, con forma triangular, que se ha tirado hacia arriba para recubrir la punta del dedo". "Al ser un colgajo sensible, con nervios, tendrá sensibilidad cuando coja la empuñadura de la motocicleta", ha señalado el médico, matizando que la uña se ha perdido, aunque "quizá más adelante podrá realizarse algún tipo de reconstrucción". Además, Mir ha destacado la "ventaja importante" que supone el hecho de que "los tendones flexor y extensor no estén lesionados, lo que quiere decir que tendrá movilidad en la punta del dedo". "Cuando me levanté y vi que no tenía ni el dedo, se me cayó el mundo encima", ha reconocido Viñales. "Me asusté mucho. Pero tras venir aquí, dentro de lo grave, si puedo estar para Catar o al menos en Austin, ya es una buena noticia". El piloto español se ha mostrado muy agradecido al equipo médico, ya que para él era su primera lesión. "Intentaré estar lo antes posible encima de la moto y al cien por cien", ha añadido. Tanto es así, que Viñales ha insistido en que no cree que la lesión "afecte para nada" a las "buenas sensaciones" antes del inicio del Mundial. "Si todo va bien, estaré en Catar. Aunque esté al cincuenta por ciento. Si no nos afecta, estaremos delante y dando guerra", ha subrayado Viñales, un supuesto en el que ha coincidido su doctor: "La idea es que esté en Qatar y las posibilidades son prácticamente absolutas. Siempre que no haya complicación, que es muy difícil que la haya". Tras 48 horas ingresado, el piloto ha recibido el alta hoy y pasará revisiones de la herida el lunes y el miércoles. En caso de descartar cualquier infección, se establecerá un plan con los fisioterapeutas para que afronte una "rehabilitación suave". "Los cultivos de gérmenes son negativos, por lo que pensamos que la posibilidad de infección se aleja mucho y la semana que viene le retiraremos los antibióticos. Siempre ha estado contento, ha entrado riendo a quirófano y es un enfermo ideal que seguro que se curará bien", ha reiterado Mir. Por último, Viñales ha intentado explicar cómo se produjo el accidente: "El límite -ha afirmado con rotundidad-. Sobrepasé el límite y salí disparado. Se aprende que las motos son peligrosas. Pero no afectará para nada y cuando suba a la moto volveré a cogerla con las mismas ganas". Y antes de concluir, ha agradecido el apoyo de Jorge Lorenzo, quien sufrió una lesión similar. "Quiero darle las gracias a Jorge, porque sentir esas palabras de un ídolo te alegra bastante y te anima a continuar", ha finalizado Viñales

Lo más