La deuda de Marisa Porcel y otros casos de famosos que dejaron deudas a sus herederos

La heredera, es su única hija, Paloma Porcel, que todos la conoceremos por ser la que pone la voz a Sarah Jessica Parker

ctv-pdc-marisa

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 04:03

El fallecimiento de la actriz Marisa Porcel, de 74 años, ha pillado por sorpresa a todo el mundo, y sobre todo a la interpretación, donde estaba considerada como una maestra. En las redes sociales pudimos ver el sinfín de despedidas que algunos actores quisieron tener con la actriz. 

En los últimos años de su carrera interpretó pocos papeles. Pero siempre será recordada por su papel en Noche de fiesta, de José Luis Moreno. Posteriormente saltaba al mundo de las series con su interpretación en Escenas de Matrimonio, su último gran papel en televisión.

Pero desgraciadamente su nombre se ha visto manchado esta semana, ya que salió a la luz la gran deuda que tiene con Hacienda y que ha dejado a sus herederos. Ni más ni menos que 1.423.736, 36 euros es la deuda que ha dejado Marisa, como aparecía especificado en el listado de morosos publicado por el Fisco a finales de junio.

La heredera, es su única hija, Paloma Porcel, que todos la conoceremos por ser la que pone la voz a Sarah Jessica Parker, que desafortunadamente tendrá que hacerse cargo de este gran montante económico, pero también de los bienes de su madre.

Otra de las grandes herencias envenenadas le llegó a las manos de la hija de Rocío Jurado, Rocío Carrasco. La cantidad de bienes era tal, los que dejaba su madre que Rocío, hija, no puedo hacer frente con el impuesto de sucesiones, por lo que contrajo una gran deuda con hacienda y con la Comunidad de Madrid, que supera el millones de euros en total. 

Otro de los casos más llamativos fue el de una señora de 59 años, que recibió una de las peores herencias. Así se podría resumir la situación de Ana Rosario Arenas Cardeihac, una mujer que sin un trabajo fijo tiene que pagar más de 300 euros todos los meses al banco para hacer frente a una hipoteca con la que pagó una deuda de 42.365 euros que contrajo tras heredar una vivienda y una hectárea agrícola de una tía suya en el municipio sevillano de Carrión de los Céspedes. 

Lo más