Merkel intentará evitar una moción de censura como la sufrida por Rajoy

La canciller alemana se encuentra en un momento delicada, tras sus últimas decisiones en inmigración 

ctv-exn-merkel
  • item no encontrado

Redactor de cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:04

Mariano Rajoy llegó hace 7 años a la presidencia del Gobierno. Justo en el momento en el que España atravesaba la peor crisis de su historia. Le costó aguantar el tirón, pero consiguió salir del paso. Cuatro años después salió reelegido. Pero dos años y medio más tarde, Rajoy se convirtió en el primer presidente del Gobierno de la historia reciente de España que pierde el cargo tras una moción de censura. Propuesta por Pedro Sánchez y votada en mayoría por los diputados. 

Sin embargo, una de sus aliadas en Europa, la canciller Ángela Merkel, puede seguir un camino similar al suyo. Hace 13 años la canciller alemana, Ángela Merkel, llegaba al poder, convirtiéndose así en la primera mujer al frente del Gobierno alemán. Ahora, tras cuatro mandatos, su futuro está en el aire. El principal motivo, los refugiados.  

El Gobierno alemán presenta un serio riesgo de fractura. El ministro de Interior Construcción y Patria, Horst Seehofer, ha llegado a ofrecer su renuncia al cargo, si la canciller no endurecía su política migratoria, lo que pone al borde de la quiebra al Ejecutivo. Tras una reunión de más de ocho horas con su partido, Seehofer ha dejado finalmente en el aire la dimisión a la espera de una nueva reunión con la canciller. 

Su decisión de abrir las fronteras de Alemania a los solicitantes de asilo ha provocado duras críticas desde dentro de las filas de su propio partido, la Unión Demócrata Cristiana (CDU), y de la facción bávara, la Unión Social Cristiana (CSU). Pero no solo dentro del partido, la tensión ha llegado hasta las calles donde la euforia de los primeros días hace ya tres años han pasado a la preocupación por la llegada de más de un millón de inmigrantes. 

Rajoy ya sufrió la moción de censura, ahora es el turno de Merkel, que aunque todavía no se haya hecho oficial, sino cambian las tornas pronto podríamos estar ante el mismo panorama. ¿Aguantará la canciller alemana?

Lo más