Boletín

Dee, la madre del bebé intoxicado por éxtasis: “Perder la custodia es lo que más me preocupa”

El bebé tomó accidentalmente una pastilla de éxtasis en un parque

Dee, la madre del bebé intoxicado por éxtasis: “Perder la custodia es lo que más me preocupa”
Elena Rodríguez Matute

Redactora

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:51

El suceso ocurrió el pasado 24 de agosto en Perales del Río, un barrio a las afueras de Getafe. Madre e hijo estaban jugando en el parque de enfrente de su casa cuando el niño, de once meses, se quitó el chupete, cogió algo de la arena y se lo metió en la boca. En un primer momento, Dee, su madre, pensó que era tiza, incluso llegó a llamar al 112 para ver qué posibles efectos podría causarle esto a Elian, su bebé. “Le metí el dedo y saqué unas cositas azules, tenía la boca llena de saliva azul, y lo llevé a casa para lavarle”, recuerda angustiada Dee.

A los pocos minutos su marido, Marian, se percató de que algo no iba bien. Elian estaba rígido, no se movía. Decidieron entonces salir corriendo al Hospital 12 de Octubre. Los análisis de orina dieron positivo en drogas. Esa sustancia azul no era tiza sino una pastilla de éxtasis. Los médicos le hicieron un lavado de estómago y Elian poco a poco se recuperó.

El niño ya está de vuelta en casa pero la desesperación de Dee y Marian prosigue ante la idea de que les puedan quitar la custodia de Elian. En estos casos el protocolo marca que se haga una investigación a los padres y la preocupación de Dee va más allá cuando se dio cuenta de que el informe médico hace varias veces referencia al hecho de que ambos padres son de origen rumano, teme que esto les pueda perjudicar: “Porque tiene que poner origen rumano y no pone mi nombre, que tendría más sentido”.

Ahora los servicios sociales les harán un seguimiento y es posible que se enfrenten a un juicio por la custodia de su hijo. Ellos ya se han hecho en una clínica privada un análisis de drogas que ha dado negativo y dicen, nunca le harían daño a su bebé. La pastilla de éxtasis creen que podría proceder de unos jóvenes que suelen frecuentar el parque para beber y poner música.

Lo más