• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Vincent Lambert, un caso de eutanasia de libro

El Papa pedía oraciones por «los enfermos que son abandonados hasta dejarlos morir»

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 00:35

Tras conocerse la muerte de Vincent Lambert, el paciente francés en estado vegetativo tras sufrir hace once años un accidente de tráfico, el Papa pedía oraciones por «los enfermos que son abandonados hasta dejarlos morir» y aseguraba que «una sociedad es humana si protege la vida, toda vida, desde el inicio hasta su fin natural». Sin entrar en la casuística de una polémica que deja a una familia rota en dos, Francisco dejaba constancia de que, digan lo que digan las leyes francesas, para la Iglesia se trata de un caso de eutanasia de libro. Porque Vincent Lambert no fue desconectado de una máquina que le mantenía artificialmente con vida. Ahí sí hablaríamos probablemente de encarnizamiento terapéutico. Pero lo que ha ocurrido en Francia es que los médicos han dejado morir a un paciente de hambre y de sed, lo que supone una diferencia sustancial con otros casos mediáticos más complejos, en los que ningún experto serio se atrevería a hacer una valoración sin conocer los detalles. Es importante aclarar también que, desde el buen hacer de la inmensa mayoría de los profesionales sanitarios, lo normal es que se imponga el sentido común y el entendimiento con la familia, pero la muerte de Lambert muestra que hacen falta criterios claros que salvaguarden el derecho a la vida y la dignidad de las personas. Sobre todo, a medida que avanza la medicina y se pone a prueba la sostenibilidad económica del sistema.

Lo más