3 DE SEPTIEMBRE

Purga en RTVE

Aprovechando el verano, la nueva dirección de Radio Televisión Española, con Rosa María Mateo a la cabeza como provisional administradora única, ha provocado una catarata de ceses y sustituciones de acreditados

 

  • item no encontrado

Director Editorial COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 19:14

Aprovechando el verano, la nueva dirección de Radio Televisión Española, con Rosa María Mateo a la cabeza como provisional administradora única, ha provocado una catarata de ceses y sustituciones de acreditados profesionales, particularmente en el área de informativos. La gran cantidad de cambios realizados, las formas despóticas con las que algunos se han llevado a cabo y el perfil crítico con la anterior Dirección de los nuevos cargos nombrados, sugieren una auténtica purga ideológica, muy alejada de la promesa de despolitización e independencia. El despropósito ha llegado a los propios contenidos, con la censura el pasado fin de semana de un reportaje preparado en Informe Semanal sobre los cien primeros días del Gobierno de Pedro Sánchez y su sustitución por otro sobre la exhumación de los restos de Franco.

La audiencia acaba de dar la primera bofetada a tal muestra de sectarismo, huyendo de los informativos de Televisión Española, que han perdido el liderazgo en este apartado. Todo alcanza un aspecto grotesco cuando se recuerdan las reiteradas exigencias de Podemos a Pedro Sánchez y su obsesión por el control de la radiotelevisión pública. El descrédito es mayúsculo. Urge recuperar con hechos, no con eslóganes demagógicos, una radiotelevisión de calidad que sea verdaderamente de todos, y que cumpla con su función de servicio público en lugar de ponerse de forma tan burada al servicio de una determinada opción política.

Lo más