Boletín

Los números le sientan bien a la Iglesia

Las 70 diócesis españolas y sus 23.000 parroquias aportan en su actividad ordinaria cerca de 1.500 millones de euros al año a la economía

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 05:56

Las 70 diócesis españolas y sus 23.000 parroquias aportan en su actividad ordinaria cerca de 1.500 millones de euros al año a la economía, sin contar el patrimonio artístico o la presencia de congregaciones religiosas y su labor social o educativa. Es una de las conclusiones del estudio presentado este jueves, aperitivo a la Memoria anual de actividades de la Iglesia que se publicará la próxima semana. La cifra es 5 veces superior a los ingresos procedentes de la casilla del IRPF, que los contribuyentes pueden marcar para destinar el 0,7% de sus impuestos a la Iglesia.

La comparativa no es casual. Cuando la Conferencia Episcopal firmó con el Gobierno el actual modelo de financiación, se comprometió a justificar el buen uso del dinero. Pero la realidad es que la transparencia le sienta bien a la Iglesia, hasta el punto de que estas memorias y estudios de impacto se han convertido en una de sus mejores cartas de presentación. Además esta repercusión económica evidencia los beneficios de una sociedad fuerte y articulada, en la que el Estado se abre a la colaboración con los diversos actores en la educación, la cultura o la atención a los más desfavorecidos. La novedad es que se haya comenzado a cuantificar una labor extremadamente difícil medir. ¿Cuántos vale sacar del pozo a los más pobres, humanizar la sociedad y ayudar a millones de personas a vivir la vida con sentido? Es imposible dar respuestas precisas. Pero lo poco que ha conseguido cuantificar resulta sorprendente.

Lo más