Más directos

21 DE NOVIEMBRE

Llamada de auxilio desde República Centroafricana

Los criminales de guerra deben responder. Después, quizás todo comenzaría a ser más sencillo

Audio

Los criminales de guerra deben responder. Después, quizás todo comenzaría a ser más sencillo

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 08:58

La República Centroafricana parece vivir en una guerra permanente. Las milicias islamistas Seleka, los guerrilleros anti-Balaka que las combaten, y las fuerzas gubernamentales, siguen manteniendo a la población en un estado de alarma sin fin. Entre tanto fuego cruzado y pese a tratarse de un país de mayoría cristiana, son precisamente los cristianos los más agredidos y violentados en sus derechos.

La última matanza, que acabó con la vida de 42 personas tenía como objetivo un campo de refugiados y la Catedral de Alindao. El detonante fue el asesinato de un mercenario de Níger alistado en las filas de los Seleka.

El obispo de Bangassou, Juan José Aguirre, ha explicado en La Linterna de COPE la raíz de estos ataques. Varios países del Golfo pagan a mercenarios para desestabilizar el país y ampliar su área de influencia. El país se desangra y nadie acude en su ayuda. Es verdad que Naciones Unidas ha expresado su preocupación en las últimas horas, pero los Cascos Azules están resultando inútiles. Más allá de las denuncias, no parece que se vayan a tomar decisiones inminentes. Hay algo que podría empezar a hacerse: los criminales de guerra deben responder. Después quizás todo comenzara a ser más sencillo.

Lo más