Boletín

20 de abril

Jerusalén abierta a todos

En estas horas del Sábado Santo la mirada se vuelve hacia Jerusalén, la ciudad en la que Jesús reposó brevemente en el Santo Sepulcro para resucitar 

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19 abr 2019

En estas horas del Sábado Santo la mirada se vuelve hacia Jerusalén, la ciudad en la que Jesús reposó brevemente en el Santo Sepulcro para resucitar en el primer día de la semana judía. Las celebraciones de la Pascua cristiana coinciden con las negociaciones de Netanyahu para su nueva investidura. Esas negociaciones son seguidas muy de cerca por la minoría cristiana.

Los cristianos de Israel y Palestina son en torno a 200.000. La evolución demográfica natural hubiera supuesto que esa comunidad estuviera compuesta por un millón de personas, pero las dificultades que genera la ocupación de parte de Cisjordania, los problemas económicos y de movilidad y el bloqueo de Gaza, han provocado una intensa inmigración. Bajo los últimos gobiernos de Netanyahu, la presión de grupos ortodoxos en Jerusalén ha provocado ataques físicos a bautizados y la amenaza de modificar el statu quo de Jerusalén, ciudad santa para las tres grandes religiones monoteístas. En los últimos tiempos, los grupos ultraortodoxos han acosado a cristianos y musulmanes para convertirla en una ciudad solo judía. A eso se ha añadido la amenaza de cobrar unos impuestos a las iglesias que nunca han pagado y que supondrían su banca rota.

No es buena noticia que, tras las últimas elecciones, los partidos ultraortodoxos hayan aumentado su representación. No es casualidad que estos días los patriarcas de las iglesias de Jeresulén hayan pedido que se mantengan el estatus multirreligioso y multicultural de la Ciudad Santa. Es lo mismo que pidió el Papa en su visita a Marruecos.

Lo más