23 de febrero

Indisimulados (y absurdos) ataques a la escuela concertada

Escuelas Católicas ha entonado esta semana un sonoro “Basta ya”

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 02:21

Escuelas Católicas ha entonado esta semana un sonoro “Basta ya”. Es la respuesta de la principal patronal de colegios concertados a las indisimuladas maniobras del Gobierno para “marginar a la escuela de iniciativa social˝. Nada bueno presagian los continuos desplantes de la ministra Celaá, que mantiene una agenda tan intensa como sesgada con diversas entidades de cara a la reforma educativa, la octava en 40 años. Una reforma que nacerá herida de muerte, a menos que el Ejecutivo de Sánchez renuncie a imponer una estrecha visión ideológica y se siente a dialogar para sumar un consenso amplio. Es una exigencia democrática y de sentido común, pero además un objetivo perfectamente alcanzable. En contra la percepción de buena parte de la opinión pública, España ha realizado grandes progresos educativos en los últimos tiempos. Entre las claves que lo han hecho posible destacan la entrega y calidad del profesorado, junto al compromiso y experiencia de la escuela católica, en condiciones poco menos que heroicas, con una financiación por alumno por parte de la Administración muy por debajo de la inversión en la escuela pública. Esas son las fuerzas que cualquier gobierno sensato debe procurar sumar para afrontar los nuevos retos educativos. De lo contrario Celaá conseguirá que muchas familias miren con recelo su reforma. Y lo que es más grave, pierdan la confianza en el sistema educativo, rompiéndose así una unidad que resulta imprescindible para que la escuela en España continúe progresando.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo2