22 de septiembre

La historia de la Iglesia también se escribe en las cárceles

El 24 de septiembre se celebra Nuestra Señora de la Merced, y junto a los actos institucionales no faltan misas y visitas de obispos a las cárceles

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 21 sep 2019

También las prisiones tienen su día de fiesta. El 24 de septiembre se celebra Nuestra Señora de la Merced, y junto a los actos institucionales no faltan misas y visitas de obispos a las cárceles. El “estuve preso y me visitasteis” del Evangelio se ha traducido para los cristianos, a lo largo de la historia, en un mandato de humanizar estos lugares. Eso incluye intentar cambiar la mirada de la sociedad sobre los presos, no solo como personas que merecen cumplir un castigo, sino confiando también en su capacidad de redención.

El concepto de reinserción social en Europa, por ejemplo, está estrechamente vinculado a la historia del Camino de Santiago en la Edad Media. Y en la actualidad, avances como la excarcelación por motivos humanitarios o los programas especiales para bebés de reclusas se han conseguido en España gracias a organizaciones católicas. La Iglesia lleva a cabo cerca de mil programas diferentes en los centros penitenciarios o con población ex reclusa en vías de reincorporarse a la sociedad. Son alrededor de 3.000 voluntarios de más de 750 entidades, entre parroquias, ONG y congregaciones religiosas. Trabajan en aspectos como la asistencia legal o la formación profesional, pero sobre todo ayudan a la persona a transformar una difícil situación en una ocasión de crecimiento, aportando esa cercanía que, por entregados que estén a su trabajo, los funcionarios muy a menudo no están en condiciones de poder ofrecer.

Lo más