12 noviembre

Hacia un gobierno Frankenstein

Pedro Sánchez ha optado por no explorar siquiera la posibilidad de una gran coalición y por radicalizarse a la izquierda

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19:21

Pedro Sánchez ha optado por no explorar siquiera la posibilidad de una gran coalición y por radicalizarse a la izquierda. No se acaba de entender qué es lo que ha cambiado en unas horas, puesto que la situación que tenemos sobre la mesa es aún peor que la que le quitaba el sueño al Presidente en funciones hace poco más de un mes. Conocemos bien la receta de Podemos en materia económica y los efectos que ha producido en otros lugares que tienen como referente. En la actual situación de inestabilidad y con la recesión a las puertas, hablar frívolamente de disparar el gasto público es la peor receta que cabe imaginar. También conocemos las ideas de Podemos sobre la cuestión territorial, explicitadas por el propio Pablo Iglesias cuando se ha referido en numerosas ocasiones a Cataluña. A esto hay que añadir su radicalismo en temas como la libertad de educación y la laicidad. No va a ser fácil que un posible Gobierno aguante todas estas contradicciones.

Pero siendo éstas preocupantes, no podemos olvidar que la suma entre PSOE y Podemos es insuficiente para la investidura, y que este acuerdo exprés, anunciado a bombo y platillo, queda supeditado a que consigan los apoyos necesarios, entre ellos, muy probablemente, los del independentismo. Ese Gobierno “Frankenstein”, en caso de que vea la luz, comprometerá la estabilidad, la recuperación de los consensos fundamentales y el impulso reformista que España necesita en estos momentos.

Lo más