• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

18 de mayo

La gestión directa no siempre es la mejor

Los llamados ayuntamientos del cambio prometieron también una renacionalización de los servicios municipales

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17 may 2019

Los ayuntamientos son los proveedores de servicios más directos. Hace cuatro años los que se autodenominaron Gobiernos del cambio, Podemos y sus confluencias, apoyados por el PSOE en muchos casos, anunciaron que llegaban para hacer una nueva política municipal. Una política en favor de la gente. Los datos reflejan que esos ayuntamientos han gastado lo mismo que los ayuntamientos de la izquierda y de la derecha tradicional. En gestión de residuos, limpieza viaria, abastecimiento de agua, alcantarillado y otros servicios los gobiernos "tradicionales" dedican a esta partida 153 euros/habitante de media anual, frente a los 151,63 de los gobiernos municipales del cambio.

Los llamados ayuntamientos del cambio prometieron también una renacionalización de los servicios municipales. Es una cuestión ideológica. La izquierda ha sido muy crítica con la gestión de los servicios públicos por parte de las entidades privadas y de las entidades de iniciativa social. ¿Necesariamente un servicio público está mejor gestionado cuando lo gestionan los funcionarios, los propios ayuntamientos? Depende. El principio de subsidiariedad, un principio muy sano para la gestión de servicios, dice que es mejor que la sociedad, y no el Estado, sea la protagonista. Un ayuntamiento puede ahorrar entre un 15% y un 25% si presta un servicio a través de una empresa o a una entidad sin ánimo de lucro.

Lo más