Línea editorial COPE: Eutanasia exprés

 El médico no está para propiciar la muerte de nadie, sino para curar siempre que pueda

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 12 feb 2020

El Gobierno ha demostrado su habilidad para usar la propaganda y distraer la atención de asuntos relevantes en los que habitualmente no sale bien parado. Sin embargo nos equivocaríamos si pensáramos que el nuevo intento de aprobar la legislación sobre la eutanasia responde a una mera maniobra de distracción. Se trata de un asunto clave dentro del proyecto de ingeniería social del Ejecutivo. La proposición de ley se plantea sin que exista demanda social alguna, cuando no existe ni siquiera una Ley de Cuidados Paliativos, y con el agravante de colarla por la puerta de atrás, al evitar el dictamen del Consejo de Estado y del Comité de Bioética.

El debate actual no se plantea como una cuestión médica sino ideológica, con una profunda raíz antropológica. Hay en el fondo una determinada concepción del ser humano y de sus implicaciones familiares y sociales, y un concepto de libertad concebida como voluntad absoluta desvinculada de la verdad y del bien. En este contexto tan desfavorable, los médicos no lo van a tener nada fácil, pero como les ha pedido el Papa Francisco en su Mensaje para la Jornada Mundial del Enfermo, que precisamente celebramos hoy, deben resistir con firmeza y no ceder ante la eutanasia, incluso cuando la situación del enfermo es irreversible. El médico no está para propiciar la muerte de nadie, sino para curar siempre que pueda y, cuando no sea posible, para cuidar, aliviar y acompañar en el dolor a quienes padecen la enfermedad.

En directo2

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar