Más directos

10 DE SEPTIEMBRE

Cien días del Gobierno Sánchez

En estos cien primeros días el Gobierno socialista ha dado sobradas muestras de improvisación y debilidad

 

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 06:12

Mientras Moncloa ha tenido que salir al paso de la última rectificación del Gobierno, reconociendo, según sus propias palabras, tropiezos y.falta de maduración en la gestión política, el Presidente Sánchez ha tratado de sacar pecho en un acto de partido celebrado este domingo en Asturias para evaluar los primeros cien días del Ejecutivo y hacer prospecciones de futuro. Sin la más mínima autocrítica, Pedro Sánchez ha hecho un ejercicio de autobombo y política-ficción para hablar sin pudor de un Gobierno eficaz, centrado en la justicia social, y para el que ha pedido la confianza de los españoles nada menos que hasta 2030. Justo cuando están apareciendo los primeros indicadores serios de desaceleración económica, Sánchez ha presumido del momento de crecimiento robusto en el que según él se encuentra España.

En estos cien primeros días el Gobierno socialista ha dado sobradas muestras de improvisación y debilidad. Obsesionado con revolver una vez más la cuestión de la memoria histórica, ha padecido el lastre de los apoyos que le auparon a la Presidencia del Gobierno. Buen ejemplo de ello son las cabriolas que está haciendo en materia presupuestaria, con preocupantes guiños a Podemos en la cuestión impositiva para sostener un gasto público que volvería a dispararse, o la política de apaciguamiento que intenta a llevar a cabo con los secesionistas catalanes, con los nefastos resultados que conocemos hasta el momento.

Pedro Sánchez apunta lejos, viste una España de color de rosa, y vende la necesidad de quedarse al menos doce años en el poder para conseguir la transformación que desea. También en esto ha cambiado de opinión. Debería volver a hacerlo y, en efecto, convocar elecciones cuanto antes como él mismo dijo, para que, en un momento tan incierto y complejo de nuestra historia, seamos los españoles en las urnas quienes digamos qué es lo que queremos para los próximos años y a quién queremos que al frente de ese proyecto político.

Lo más