11 de diciembre

La charla de la vergüenza

José Ramón López de Abetxuko fue el asesino del jefe de la policía municipal de Vitoria y colaboró en el asesinato del jefe del cuerpo de Miñones

Audio

 

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 10 dic 2019

José Ramón López de Abetxuko fue el asesino del jefe de la policía municipal de Vitoria y colaboró en el asesinato del jefe del cuerpo de Miñones, policía dependiente de la Diputación Foral de Álava. Fue condenado a una pena de 30 años de cárcel que cumplió en julio de 2018. Abetxuko ha saldado sus cuentas con la Justicia, pero no se arrepiente de haber pertenecido a ETA y jamás ha perdido perdón por los asesinatos que lleva a sus espaldas. Quizás no haya modo de exigirle que se arrepienta, pero la sociedad sí puede posicionarse públicamente sobre su trayectoria.

Abetxuko ha dado una conferencia sobre “Derechos Humanos”, lo cual es ya un escarnio, en un edificio de la Universidad Pública del País Vasco desde el que en febrero de 2000 se activó la bomba que asesinó a Fernando Buesa. La rectora de la UPV ha decidido no suspender el acto, argumentando que no quiere “prejuzgar” las intenciones de la asociación a la que Abetxuko ahora representa.

¿Dónde quedan las víctimas de ETA cuando las instituciones públicas son incapaces de tomar una clara posición moral, como en este caso? No basta con pedir al conferenciante que tenga en cuenta los sentimientos de las víctimas. En realidad es a las instituciones públicas a las que corresponde garantizarlos. Es hora de superar esta indiferencia moral que daña la convivencia y la memoria de las víctimas.

Lo más