Boletín

13 DE DICIEMBRE

Buenos pastores en África que dan la vida por sus comunidades

Las elecciones en la República Democrática del Congo fueron un fraude. En la vecina República Centroafricana la situación es trágicamente similar

Las elecciones en la República Democrática del Congo fueron un fraude. En la vecina República Centroafricana la situación es trágicamente similar

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 07:27

La buena noticia en República Democrática del Congo es que Kabila va a ceder el poder dos años después del final de su mandato. La mala, que las elecciones del 30 de diciembre fueron un fraude. La voz de alarma la han dado los obispos que, gracias al despliegue de 40 mil observadores, han documentado las oscuras maniobras del gobierno saliente para asegurar su botín en un país donde desde hace años la guerra es una distracción para el latrocinio. La comunidad internacional toma nota y algunos países no reconocen un resultado que aunque formalmente significa la entrega del poder a quien hasta ahora pasaba por líder opositor, en la práctica acrecienta la espiral de corrupción y violencia que, desde hace años, denuncia la Iglesia, sufriendo por ello persecución.

En la vecina República Centroafricana la situación es trágicamente similar. El obispo de Bangassou, el español Juan José Aguirre, denuncia un nuevo caso que se produjo el 31 de diciembre, cuando unas milicias muy bien armadas llegaban a una población cercana a Bangassou, asesinaban al imán y desmantelaban la misión católica. La Iglesia denuncia planes para dividir y saquear este Estado fallido. Los señores de la guerra lo presentan como un conflicto entre musulmanes y cristianos, pero los obispos centroafricanos han organizado una acción conjunta con los líderes de otras religiones y así han desenmascarado la farsa.

Lo más