18 noviembre

El bien inestimable de la concordia

El Cardenal Blázquez ha subrayado que la fe no se puede imponer ni impedir

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19:09

El Cardenal Ricardo Blázquez ha inaugurado la Plenaria de otoño de los obispos españoles con un discurso en el que ha abordado de forma detenida, la libertad religiosa y el diálogo interreligioso, y el espíritu de la Transición que hizo posible la Constitución de 1978.

El Cardenal Blázquez ha subrayado que la fe no se puede imponer ni impedir. La persona humana tiene derecho a la libertad religiosa, consistente en que todos los hombres deben estar libres de coacción y  que no se obligue a nadie a actuar contra su conciencia, ni se le impida actuar conforme a ella, pública y privadamente, solo o asociado con otros, dentro de los debidos límites.

Desde ahí pueden interpretarse adecuadamente las palabras que el Cardenal Blázquez ha dedicado a la actual situación de España, marcada por la confusión y algunas inquietudes. El Presidente de la CEE ha reivindicado el espíritu de la Transición, que hizo posible la concordia y el emprendimiento de un camino común entre quienes pensaban de manera diferente. El éxito de la Transición, con el fruto de la Constitución, fue motivo de serenidad que no puede ahora ser cuestionado rompiendo el acuerdo con el que fue aprobado en su día. El nuestro, como ha dicho hoy el Cardenal Blázquez, es un momento idóneo para recordar que el caos no debe prevalecer sobre la unidad y que la concordia de todos, dentro de las legítimas diversidades, es un bien inestimable que debemos cuidar como oro en paño.

Lo más