Boletín

Audio

LÍNEA EDITORIAL

La educación católica, beneficiosa para todos

La Conferencia Episcopal ha presentado un estudio sobre el impacto socioeconómico de la actividad educativa de la Iglesia en España, avalado por la prestigiosa consultora Price Waterhouse Coopers

José Luis Restán
religion_cope

Director Editorial COPE

Tiempo de lectura: 1Actualizado03 oct 2018

La Conferencia Episcopal ha presentado un estudio sobre el impacto socioeconómico de la actividad educativa de la Iglesia en España, avalado por la prestigiosa consultora Price Waterhouse Coopers. En España existen 2.591 centros de educación no universitaria vinculados a la Iglesia, en los que estudian casi un millón y medio de alumnos, y en el ámbito de estudios superiores hay quince universidades que atienden a más de 87.000 alumnos. Las cifras son espectaculares, pero lo verdaderamente relevante son los aspectos cualitativos que de ellos se desprenden. El estudio pone en relación la inversión realizada en educación en 2016 y el retorno de esa inversión a la sociedad, y concluye que por cada euro que se invierte en la educación de orientación católica la sociedad recibe 4,1 euros.

La educación de los hijos es un derecho primordial de los padres, que la siguen confiando cada año en España, de forma muy numerosa, a instituciones vinculadas a la Iglesia. Lo hacen, en muchos casos, porque quieren una educación moral y religiosa de identidad católica para sus hijos, y en otros, convencidos de que en cualquier caso va a suponer una educación de calidad. Bastarían estas razones poderosas, pero está bien saber, además, que este tipo de educación preferida por tantos, no solo no es gravosa para las arcas públicas, como de manera falaz algunos dicen a veces, sino que supone un considerable ahorro a la sociedad, y es capaz de retornar cuatro veces más de lo que recibe, para beneficio de todos.