Boletín

Audio

Deriva totalitaria de Maduro

 

Tiempo de lectura: 1Actualizado18:54

La detención de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional venezolana, retenido durante una hora por la policía política venezolana, corrobora la deriva totalitaria del Gobierno de Nicolás Maduro. Como dijeron los obispos con toda claridad la semana pasada, en Venezuela se da una situación moralmente inaceptable, con deterioro progresivo del Estado de Derecho y un constante abuso de poder, perpetrado por un Presidente erigido al margen del único órgano legítimo, que es la Asamblea Nacional, elegida a su vez con el voto libre de los venezolanos.

La detención de Guaidó es un claro aviso a navegantes para cualquiera que pueda discrepar del régimen, y también un gesto de fuerza para dejar bien claro quién manda en Venezuela. El país vive una terrible crisis económica, política, social e institucional, con una hiperinflación que cerró en 2018 por encima del millón y medio por ciento.

Inserto en una realidad paralela, el Gobierno afirma que está en marcha un proceso revolucionario con firme vocación democrática, basado en la sabiduría popular. Palabrería dañina que, afortunadamente, cada vez engaña a menos gente. El episodio de la detención del Presidente de la Asamblea no es sólo un botón de muestra de la arbitrariedad del régimen, es signo de su alocada huida hacia ninguna parte.