Boletín

Repensando África en el Festival d'Altres Cinemes

Nace en las Islas Baleares para transformar las miradas sobre África, un continente que trae a la opinión pública una visión muy estereotipada

Repensando Africa en el Festival dAltres Cinemes

 

@Bmesacope

Corresponsal en el norte de África

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 14:19

La primera edición del Festival d’Altres Cinemes (FAC) nace en las Islas Baleares para transformar las miradas sobre África, un continente que trae a la imaginación de la opinión pública española reflejos de hambruna, paisajes salvajes o niños famélicos. Sin embargo, esta es una visión estereotipada y extremadamente simplista de países con poblaciones muy jóvenes cada vez más globalizados, que creen en la innovación como fuente de transformación y que albergan fuertes aspiraciones intelectuales. El compromiso social, cultural y político es igualmente eje central en un importante segmento de la ciudadanía africana, que sigue luchando en favor de la dignidad, a pesar de la inmovilidad de sus élites. Pues precisamente este festival trata de dignificar a las poblaciones africanas a través de actores de la sociedad civil, periodistas y académicos africanistas que han compartido charlas con un diverso público de Palma de Mallorca, ávidos de nuevos relatos y narrativas sobre Africa. 

«Urge descolonizar los estudios sobre África, repensar el mundo desde África, dando voz a los africanos para que construyan su propio discurso», manifestó Beatriz Mesa, corresponsal de Cadena COPE en el norte de África y Sahel.

Además, para Beatriz Mesa no existe en la agenda periodística contenidos africanos pero sí periodistas con vocación africana dispuestos a movilizar otras visiones de los pueblos del sur. En esta misma línea, Ángeles Lucas, periodista de El País ha implorado una «revisión histórica» para devolverle al continente africano su influencia mundial. El recurso a la esclavitud africana por parte de europeos afanados en la reconstrucción de sus tierras azotadas por las guerras del siglo XX y la vuelta a la mano de obra africana para emplearla en puestos de trabajo desestimados por los europeos se recordó a lo largo de los tres días de este festival (14, 15 y 16 de marzo) en donde se configuró una África en movimiento.

La movilidad de los africanos hacia Europa fue también debatido por los conferenciantes y los asistentes tras la proyección del cortometraje «Dem Dem», que refleja la historia de un pescador senegalés quien halló en un pasaporte belga su milagrosa puerta de salida a una vida mejor. Aunque las migraciones suelen leerse desde Sur a Norte, la realidad es que «las migraciones africanas son más internas que externas», explicó el profesor de Relaciones Internacionales, Mbuyi Kabunda, porque «salen de los países pobres, sin estabilidad política y se dirigen hacia otros países más prósperos y con mayor estabilidad como Sudáfrica». Según Kabunda, el mundo debe prepararse para las migraciones que «sólo acaban de empezar», teniendo en cuenta la persistencia de los desequilibrios sociales y económicos y las previsiones demográficas en el horizonte de 2050. «El caldo de cultivo de las migraciones se sitúa en el monopolio del norte de lo económico y comercial; el monopolio tecnológico, de los medios de comunicación y de las armas de destrucción masiva. Debe destruirse todo este monopolio», denunció Mbuyi Kabunda.

La diáspora africana en Europa y el retorno a sus orígenes para explicar la dicotomía entre la tradición y la modernidad en el continente africano, que de manera natural se está sumando al tren de los tiempos modernos, fruto de la mundualización, ha estado en la agenda del festival a través de la proyección «Wallay» que levantó múltiples aplausos de la sala. Esta película rodada en Burkina Fasso, del director Bernie Goldblat, enseñó al público, por una parte, la crisis de identidad de cuantos afrodescendientes nacieron y crecieron en Europa y lo que ello implica en términos de valores cuando se reencuentran con sus raíces. Por otra parte, sacó a relucir el valor de la familia africana, el amor, y el respeto entre individuos que están desapareciendo en una Europa vieja y decadente frente a una África joven y positiva. 

Lo más