COPE

Que está ocurriendo y qué puede ocurrir en Cuba

Desde "El Maleconazo" en 1994, no se habían vivido protestas de este calibre contra el régimen cubano

ctv-avc-tbax3edji5gxzesazivxjcjngy

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:56

Este domingo miles de cubanos salieron a la calle al grito de “patria y vida” y “abajo la dictadura”, en protesta por la crítica situación que está viviendo el país estos días. Empezaron en el pequeño poblado de San Antonio de los Baños, y se extendieron por todo el país. Y es que Cuba se enfrenta a la mayor crisis en 30 años, empeorada por el descontrol local de la pandemia.

La falta de comida, de vacunas, de recursos básicos, y los cortes de luz de hasta 6 horas que se vienen produciendo en la isla, han sido la gota que colma el vaso. Los cubanos llevan estos últimos años mostrando su hartazgo de manera contundente.

Así lo expresa Javier Restán, profesor e investigador sobre América Latina en la Universidad Francisco de Vitoria. “Este levantamiento es espontáneo y es debido a las circunstancias mas inmediatas de tipo socio-económico, pero traen mucha cola y demuestran que desde hace unos años ya se viene acumulando un malestar muy profundo entre la población”.

El primero de los sucesos que según Javier Restán podrían asociarse al inicio de estas protestas, fue en la transición de poder que hubo en 2019. Miguel Díaz-Canel sustituyó a Raul Castro como presidente de Cuba e intentó acometer una reforma de la constitución que se encontró con una resistencia inesperada, de casi 2 millones de cubanos que se opusieron de forma clara.

Y el segundo episodio clave, es el denominado “Movimiento de San Isidro”, en el que numerosos artistas cubanos protestaron contra el régimen comunista y su miembro más destacado, Luis Manuel Otero Alcántara, fue detenido.

Sin embargo, a pesar de que estas protestas hayan generado una gran repercusión local e internacional, y pongan otra vez el foco mediático en La Habana, no parecen que vayan a ser el principio del cambio que mucha gente espera en Cuba.


“Parece complicado que esto pueda ir a más. El Gobierno cubano tiene capacidad de aplastar un levantamiento de estas características, y es difícil porque esto es la típica sublevación popular de hartazgo y espontánea. No hay un movimiento social ni mucho menos político que pueda sustentar o dar continuidad a estas protestas”.

Lo que sí cree Javier Restan que pueden suponer estas protestas, es que la gente pierda el miedo y que el pueblo cubano se fortalezca, por lo que la resistencia al régimen sea mayor.

Un régimen que no se ha quedado de brazos cruzados. El presidente Diaz-Canel salió horas después de que comenzaran las protestas en la televisión estatal a instar a sus partidarios que se preparen para el “combate”.

Estados Unidos ya ha reaccionado a estas declaraciones, mostrando su “preocupación” por este llamamiento. Representantes y políticos de otros países también condenan la actitud del régimen y apoyan las protestas. Tampoco parece que vaya a producirse una respuesta internacional si las cosas se mantienen como hasta ahora.

“Si se produjera un colapso porque la movilización general de la población fuese amplísima, pues entraríamos en un escenario distinto. Sin embargo, este episodio es parecido al que se ha producido en otras ocasiones, como el famoso “Maleconazo”. Con la información que tenemos ahora mismo, es difícil pensar que se produzca un gran movimiento que exija intervenciones distintas de las que está tomando el propio régimen, y mucho menos una intervención internacional”.


Etiquetas

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar