Boletín

Los Verdes alemanes proponen prohibir tomar más de tres vuelos al año

El popular diario Bild ha reaccionado a esta medida: “Los Verdes nos quieren quitar las vacaciones en Mallorca”

ctv-tca-airport-3154737 1920

Corresponsal de COPE en Berlín

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:35

El diputado verde Dieter Janecek es quien ha propuesto una ley que prohíba a los alemanes volar internacionalmente más de tres veces al año, contando cada uno vuelos el de ida y el de vuelta. Cada ciudadano dispondría de tres certificados, de manera que quien deba superar ese límite, podría comprar dichos certificados a aquellos ciudadanos que no vuelen o que vuelen menos. El objetivo sería reducir el nivel de emisiones de gases contaminantes y generaría un mercado de derechos de vuelo similar al mercado de emisiones que existe ya entre los países comprometidos con la protección del clima.

De momento, lo único que ha logrado es un catálogo de airadas reacciones desde todos los partidos políticos y también desde el popular diario Bild, que ha titulado: “Los Verdes nos quieren quitar las vacaciones en Mallorca”. Aun así conviene anotar que las propuestas verdes gozan de creciente aceptación en Alemania y que en las encuestas son ya el segundo partido más votado, con el 20%, después de la CDU de Merkel. Los Verdes alemanes llevarán esta propuesta a las elecciones europeas y municipales que se celebran el día 26 de mayo, una especie de  ecotasa, generada y recaudada por los propios ciudadanos, sin la intervención estatal. 

Esta idea viene inscrita en una tendencia que nace en los países nórdicos y que se está extendiendo con rapidez en Alemania. En Suecia ha nacido la campaña “Flight-free 2019”, iniciada por Maja Rosen y Lotta Hammar, a la que ya se han adherido unas 7.800 personas  a través de Facebook y otras 1.000 a través de su web westayontheground.org. Los participantes hacen voto de no viajar en avión durante todo el año y están convencidos de que si llegan a 100.000 habrán logrado un cambio significativo en las emisiones, dato que rebaten fuentes científicas. Otro caso sonado de repulsa al transporte aéreo lo protagoniza la Orquesta Sinfónica de Helsingborg, una de las más importantes de Suecia, que ha tomado la decisión de vetar a partir de 2020 a todos los directores visitantes o solistas que lleguen al país en avión, dando paso a lo que ha sido anunciado como la “primera temporada de orquesta sostenible del mundo”. 

Christoph Bals, director político de la organización independiente Germanwatch, destaca que “volar es de lejos la forma de viajar más perjudicial para el clima, por lo tanto tiene mucho sentido plantearse si es verdaderamente necesario cada viaje en avión”. Según la Agencia Alemana para el Medio Ambiente, un vuelo de ida y vuelta de Alemania a Maldivas genera por persona un impacto climático de más de cinco toneladas de dióxido de carbono. Por una emisión equivalente se puede viajar 30.000 kilómetros en un coche mediano. 

Etiquetas

Lo más