Los miedos del cambio de hora

4,6 millones de personas han votado y casi el 90 por ciento ha dicho que el cambio de hora es innecesario

La CE propondrá suprimir el horario de invierno en la Unión Europea

Imagen de archivo que muestra a Bela Hatvani, descendiente de la nobleza húngara, mientras atrasa una hora el reloj de bolsillo de la colección familiar en un museo en Kunszállás (Hungría) EFE

  • item no encontrado

Corresponsal en Bruselas

Bruselas

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 18:49

El cambio de hora dos veces al año siempre es motivo de debate en las cafeterías, en las comidas familiares y en las tertulias de trabajo. En este caso no es descabellado decir que además de un seleccionador de fútbol y un maestro de la cocina, en España se tiene dentro también un experto en física que conoce a la perfección los beneficios y los trastornos del cambio de hora.

Todo comenzó en Finlandia donde una iniciativa popular con más de 70.000 firmas llevó al Parlamento a pedir a Bruselas un estudio en profundidad de los beneficios del cambio horario en Europa. Desde hace años en varios países del norte de Europa se reclama acabar con esta tradición, que según ellos, no trae ningún beneficio a la sociedad. Países como Suecia, Finlandia, Alemania o Polonia han abanderado esta posición en numerosas ocasiones.

La Comisión Europea, previo paso por el Parlamento Europeo se ha visto obligada a realizar un estudio exhaustivo de lo que supone el cambio de hora en pleno siglo XXI. Para llevarlo a cabo, a parte de buscar un grupo especializado, ha hecho una consulta pública entre los ciudadanos de la Unión Europea. 4,6 millones de personas han votado y casi el 90 por ciento ha dicho que el cambio de hora es innecesario. Es más, si se bucea en el resultadio se puede ver también, que los europeos prefieren el horario de verano en el futuro.

 

Una consulta excepcional

Por primera vez en la historia, Europa se toma enserio un problema que parecía menor pero que está teniendo mucha repercusión en todos los Estados Miembros. Los cidadanos han podido mostrar su posición al respecto y han sido claros: el cambio de hora es un tema del pasado. La Comisión Europea recibe a lo largo del año miles de peticiones populares, no obstante, en la mayoría de los casos estas demandas caen en saco roto, se pierden en los sótanos de la capital comunitaria.

Además, al menos en los últimos años, no ha sido normal que se hagan encuestas de estas características. Aunque poco tiene que ver, cabe recordar en este punto cuando en el año 2005 se votó en referéndum la entrada en vigor de la Constitución Europea. Todos los países mostraron su apoyo al proyecto menos Francia y los Países Bajos. Fue una forma de conocer realmente lo que pensaban los ciudadanos de las instituciones europeas.

El Presidente de la Comisión Europea Jean-Cloude Juncker ha dejado claro que el objetivo es respetar la decisión de los ciudadanos, por lo tanto, apuesta por cambiar la hora y dejar para siempre el horario de verano en Europa. Por primera vez, el ejecutivo comunitario pone en marcha una consulta popular y al menos, en primera instancia, apuesta por cumplir con la soberanía ciudadana.

 

Es un cambio horario no un cambio de vida

En los últimos días muchos expertos en Bruselas han explicado que el cambio de hora no acarrea necesariamente un cambio de vida. Las horas de luz son las que son, reconocen, otra cuestión diferente es como las queramos gestionar.

Los países del sur como España, Portugal, Italia o Grecia no van a vivir en un verano constante por mucho que se adapten a ese curso horario. Tampoco tendrán más horas de luz en el norte o en los países Bálticos, simplemente será una reorganización del día y la noche donde habrá tanto beneficiados como perjudicados.

Todavía, dicen los mismos expertos, quedan muchas dudas por resolver. En cualquier caso, todos aseguran que quizás ha llegado la hora de dejar de cambiar la hora. De la misma manera creen que en España ha llegado el momento de adaptarse a la vida europea, es decir, amanecer antes, comer antes y terminar antes nuestro trabajo. Seguramente España es el pais donde más tarde termina la jornada laboral.

 

Esto solo acaba de empezar

Los más optimistas dicen que el fin del cambio de hora se empezará a aplicar en 2021. Con esto dejan claro que este próximo 28 de Octubre habrá que cambiar la hora también se hará en verano poco después de Semana Santa.

La Comisión Europea tiene que terminar el informe que está eleborando en estos momentos. Posteriormente se celebrará un debate en el Parlamento Europeo y finalmente será en Consejo, es decir, los Presidentes de los 27 países de la UE (entonces ya no estará el Reino Unido) , los que decidan qué hacer al respecto. Tiene pinta de que el cambio de hora tiene los días contados, de todas formas, el recorrido es largo y no sería la primera vez que algo tan claro, se pierda entre la burocracia europea.

 

Con qué horario nos quedaremos

Es importante recordar que la Unión Europea tiene la competencia para dedidir si se cambia o no la hora en toda Europea. Lo que no puede hacer es decididr que horario deberán tener los países en el futuro, eso es una competencia exclusivamente nacional.

Jean Cloude Juncker, Presidente del Ejecutivo Comunitario ha dicho que los ciudadanos no quieren el horario de invierno, de todas formas, eso es solamente una opinión, ya que cada país tiene soberanía para decidir su futuro.

Europa entra en un periodo apasionante y en que seguramente haya momentos de euforia y momentos de crisis que amenacen con terminar el proyecto. Lo más importante es que por primera vez se está escuchando la voz de los europeos para un asunto tan trascedental como es el cambio de hora en el futuro.

Lo más