COPE

Llevan a su perro al veterinario y lo que encuentran en su estómago les deja de piedra

Los dueños de Dustin consiguieron salvar la vida de su mascota, no sin antes llevarse un susto de muerte

ctv-fze-fotojet-8

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:33

Un perro en muchas ocasiones es similar a un niño pequeño en tanto que un mero despiste puede resultar fatal o desembocar en un susto de los que dejan a más de un dueño de piedra. Es el caso del matrimonio Pitt, residente en la ciudad costera de Adelaida, en Australia. Ambos llevaron a Dustin, su nueva mascota, un cachorro golden retriever al veterinario, sin esperar que la radiografía los iba a mostrar algo que les dejó con la mandíbula desencajada.

Lo cierto es que tanto Elise como Michael tenían sus sospechas cuando, en una simple distracción, descubrieron un plato de comida tirado por el suelo en mitad del comedor de casa. En cualquier caso, la intervención de un veterinario del centro de emergencias de animales resultó crucial para salvar la vida de la mascota de este matrimonio australiano.

ctv-e7l-dustin

Un plato vacío despierta las sospechas de Michael y Elise

Marido y mujer disfrutaban de una agradable cena en casa junto a su mascota: unos ricos raviolis para pasar de la mejor forma un día de confinamiento en pareja. Sin embargo, un simple descuido despertó los peores temores. Dejaron de mirar por un segundo y descubrieron el plato de pasta tirado por el suelo, pero con un peculiar detalle: no estaba el tenedor por ninguna parte.

Los dos comenzaron a buscar el utensilio de cocina de manera despreocupada por la cocina. Al percatarse de que allí no estaba, siguieron buscándolo por el comedor. Una tarea que se volvió cada vez más tensa conforme despertaba la sensación de que su perro Dustin no solo había devorado lo que quedaba de cena en el plato, sino algo más.

Un viaje al veterinario: descubren lo que Dustin lleva dentro

ctv-c75-tenedor

En el Centro de emergencia Animal de Adelaida se encontraba Matt Woodruf, un veterinario de guardia que decidió operar a Dustin de inmediato. En un reportaje de la cadena de noticias “7 news” contaba el sanitario que cuando vio la radiografía “en otras circunstancias habría pensado que es un montaje”. El perro llevaba en su estómago un tenedor de plata, un utensilio que, de tratarse de un animal de menor tamaño probablemente hubiera terminado por provocarle una hemorragia y, a consecuencia, la muerte.

Sin embargo, el veterinario optó por practicarle una endoscopia, un procedimiento delicado de extracción, en oposición de una cirugía delicada. Finalmente se trató de la decisión correcta y el animal terminó por sanar y recuperarse y ya se encuentra en casa de nuevo con Elise y Michael, disfrutando de la comida como siempre... Pero sin cubiertos.

ctv-9db-veterinario

Un rescate de alcance nacional

Tan espesctacular fue la intervención al cachorro que su historia se convirtió rápidamente en una de las noticias más virales de Australia en pleno confinamiento. El propio centro emergencias sanitarias de Adelaida compartío las imágenes de la endoscopia en redes sociales junto a un texto que revelaba lo que el matrimonio contó a los enfermeros cuando llegaron con Dustin.



“Imagina recibir la llamada: "Creo que mi perro se comió un tenedor!" ?? Un tenedor que dices? En serio? Estás seguro? Es uno de plástico? O uno de metal? Un tenedor de bebé? O un gran Maxwell Williams que tus suegros compraron como regalo de bodas?” “De cualquier manera.... eso es increíble, pero una emergencia absoluta, así que será mejor que lo traigas...”, aconsejaba el centro en su perfil de Facebook. Y es que la cuarentena es un momento en el que también tenemos que prestar absoluta atención a lo que sucede con nuestras mascotas.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo