COPE

Las diferentes gestiones de la pandemia en Europa: de la descentralización de España al mando único de Bélgica

Existen ciertas diferencias entre la gestión que aplican otros países de Europa respecto a España. Aunque la preocupación ante la segunda ola es un elemento común.

Pedro Sánchez en Bruselas
Javi García
@garciaperezcom

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 07:56

La preocupante situación epidemiológica en España ha provocado que el caso de nuestro país sea analizado dentro y fuera de nuestras fronteras. 9 de las diez regiones europeas más afectadas por la covid-19 son comunidades autónomas de nuestro país: Madrid, Navarra, Castilla-La Mancha, La Rioja, Melilla, País Vasco, Murcia, Aragón y Castilla y León lideran este ranking. La única zona no española es la isla francesa de Guadalupe.

El duro impacto que sigue teniendo la pandemia en España ha hecho también que se formulen varias preguntas sobre la gestión política que se está haciendo respecto a la crisis. Con el final del estado de alarma, el Gobierno de España delegó todas las competencias a las comunidades autónomas, y ahora son cada uno de los ejecutivos autonómicos los que tienen que marcar las pautas para frenar los brotes y el aumento de contagios. Eso sí, siempre con la supervisión del Ministerio de Sanidad.

Mientras tanto, los principales países de nuestro entorno presentan algunas diferencias respecto a la gestión que aplican para contrarrestar los efectos de la crisis, aunque todos están pendientes de la segunda ola que poco a poco está afectando a todos los países. Por ello, a través de los corresponsales de COPE en los principales países de Europa, hemos analizado como se está realizando la gestión fuera de nuestras fronteras: si se está produciendo de una forma más centralizada o también han delegado en sus correspondientes zonas o regiones.

Italia: gestión no centralizada

La gestión en Italia no está centralizada, las regiones tienen la posibilidad de tomar decisiones propias, pero hay bastante conciencia a la hora de trabajar de forma coordinada con el Gobierno. Por ejemplo, el pasado julio algunas regiones actuaron por su cuenta con la reapertura de las discotecas y al final el gobierno se vio obligado a cerrarlas todas.

En general hubo buena coordinación entre el Gobierno y las regiones, tanto durante el confinamiento como en la desescalada. De hecho el primer ministro, Giuseppe Conte, ha reforzado su prestigio por la gestión de la emergencia del Covid de forma coordinada. (Tampoco le han faltado críticas).

Ahora en Italia preocupa que la segunda ola del virus se incremente en países vecinos, mientras aquí se ha conseguido que se mantenga estable. Se ha conseguido detener los contagios por el respeto generalizado de las medidas por parte de la población, por el que el bloqueo de diez semanas impuesto en todo el país a inicios de marzo que se ha demostrado contuvo la expansión del virus. Italia no ha querido recortar los 14 días establecidos para la cuarentena, y no los ha reducido a 7 o 10 como han hecho otros países europeos.

Aquí, cuando se descubre un caso positivo, incluso asintomático, se hacen test a toda la red que forma parte de esa persona, tanto en la familia, como en el trabajo y relaciones sociales. Así se evita que surja un brote. También se realizan test en los aeropuertos a los viajeros procedentes de los países considerados de riesgo: España, Grecia, Croacia y Malta. En lo que se refiere al regreso a los estadios, se ha establecido un protocolo único que prevé un porcentaje de espectadores en función de la capacidad de las instalaciones para todos los deportes.

El Ministerio de Sanidad ha informado este martes de 10.799 nuevos casos de COVID-19, 3.125 en las últimas 24 horas, lo que supone un avance en comparación con los 2.957 notificados este lunes. Desde el inicio de la pandemia se han registrado 682.267 positivos por coronavirus. En las últimas dos semanas, 36.846 personas han iniciado síntomas y han sido diagnosticadas como positivas, 8.186 en los pasados siete días.

Francia: todo pasa por Emmanuel Macron

En Francia es Emmanuel Macron quien ha asumido la gestión de la crisis de la Covid-19 a través del gobierno en el día a día y a través del Consejo de Defensa, convocado en 4 ocasiones por el presidente de la República, y presidido por él.

El último fue celebrado el 11 de septiembre. La víspera, Macron dijo que era necesario "declinar de forma territorial" las decisiones que se tomasen. Y para ello, en las zonas donde el virus parece más activo (Marsella, Burdeos y Guadalupe) han pedido a los prefectos de la región que propongan un conjunto de medidas complementarias a las anunciadas por el gobierno. Durante el "estado de urgencia sanitaria", el gobierno ha tenido poderes "exorbitantes" (según el Senado) para luchar eficazmente contra la epidemia.

El Institut Montaigne se une a las críticas sobre la centralización excesiva de la gestión de la crisis por parte del Estado: "Un funcionamiento centralizado y vertical por parte del Estado, sin sintonía con lo que esperaban ciertos actores cuyas iniciativas, competencias e instrumentos habrían podido contribuir a una gestión más eficaz". Según un estudio realizado por Pew Research este verano, los franceses están relativamente divididos a la hora de calificar la gestión de la crisis. Una mayoría (59%) piensa que ha hecho un buen trabajo, pero 41% piensa que no, un porcentaje superior a la media de países estudiados.

El fiscal de la República ha abierto una investigación sobre la gestión de la crisis sanitaria en Francia para establecer los procesos de decisión puestos en marcha y verificar si hubo eventuales infracciones penales. Han recibido unas 90 denuncias que acusan a diferentes instancias, estructuras o departamentos ministeriales así como responsables administrativos y los personales públicos que han tomado las decisiones".

Las autoridades de Francia han indicado este martes que el país ha superado nuevamente los 10.000 casos de coronavirus durante el último día, con lo que la cifra total se acerca ya a los 470.000 contagios desde el inicio de la pandemia.

Alemania: el papel de Angela Merkel

En Alemania ha conseguido proteger a su población, con bastante éxito. Lothar Wieler, es el presidente del Instituto Robert Kokch y responsable del monitoreo y prevención de enfermedades en el país, dependiente del Ministerio Federal de Salud. En comparación con otros países. Alemania reaccionó tempranamente a las infecciones no cuando ya muchas personas estaban infectadas, destacó la figura que en nuestro país se asemeja a la de Fernando Simón.

La canciller Alemana, Ángela Merkel, se tomó la pandemia en serio y se dirigió a los ciudadanos insistentemente con varios discursos televisivos. También otras medidas que ha realizado han sido aplaudidas, como convertir las conferencias de prensa casi en consultas ciudadanas, y con su formación en ciencias naturales, explicó cómo interpretar los gráficos, las curvas y las cifras de la pandemia en territorio alemán.

Alemania informó este martes de que en las últimas 24 horas ha registrado 1.821 nuevos casos de COVID-19, casi el doble que el lunes, y alertó de un nuevo incremento de las infecciones. El Instituto Robert Koch (RKI), centro epidemiológico de referencia en Alemania, mostró su preocupación al comunicar estos datos

Reino Unido: gestión por estados

En Reino Unido la gestión se ejecuta por estados: Inglaterra y Gales van de la mano, aunque con ciertas diferencias en cuanto a matices relacionados con la gestión que realiza cada uno de estos estados. Por otro lado, Escocia va por libre, pero casi siempre con medidas más duras y anticipándose a Downing St. Irlanda del Norte es un caso parecido al de Escocia, es decir, Downing St propone pero cada uno dispone a su manera.

La pandemia de la covid-19 se está disparando a pasos agigantados en el Reino Unido con cifras alarmantes que están llevando al país a valorar seriamente establecer medidas desesperadas para frenar una curva que no para de crecer. Este lunes, el director científico del Gobierno, Patrick Vallance, ha hablado de una previsión de 50.000 contagios y 200 muertes cada día a mediados de octubre.

Bélgica: sorpresa con la creación de un mando único

En Bélgica, un país profundamente descentralizado, llama la atención que la pandemia ha permitido crear un mando único. A través del Consejo Nacional de Seguridad se dan todas las medidas de obligado cumplimiento para todo el territorio nacional.

Es algo que no suele ocurrir habitualmente en un país en el que los Valones y Flamencos van cada uno por su lado. En estos momentos se han superado los 100.000 contagios. Las muertes están estables, menos de tres al día, y las camas hospitalarias rondan el 60% de ocupación.

Bélgica ha alcanzado los 102.295 casos acumulados de COVID-19 desde que empezó la pandemia y muestra una tasa de 117,7 casos por cada 100.000 habitantes de media entre el 4 y el 17 de septiembre, un incremento del 111 % respecto a los datos de la semana precedente. Los datos publicados este lunes por las autoridades belgas muestran un incremento medio entre el 11 y el 17 de septiembre de nuevos positivos de 1.196,1 contagios, un avance del 62 %.

Rusia: hito histórico

En Rusia desde casi comienzos de la pandemia la gestión se pasó a las regiones. Según explican varios expertos fue una decisión de evitar cargar con responsabilidades por el impacto de la covid-19. De hecho fue la primera vez que la Federación Rusa funcionó como una federación.

La pandemia ha dejado en las últimas 24 horas en Rusia 6.215 casos nuevos y 160 muertos, frente a los 6.196 contagios y los 71 fallecidos de la jornada anterior, lo que eleva el total a más de 1,11 millones de personas contagiadas y más de 19.600 víctimas mortales, según ha informado el centro ruso responsable de la lucha contra el virus.

Grandes diferencias respecto a otros países, sobre todo en el caso de Madrid

Según recoge un artículo publicado por ABC, la Comunidad de Madrid sumó en la última semana 26.000 casos, más de un tercio del total de toda España. Pero si los comparamos con otros países el dato es escalofriante. Los positivos en la Comunidad de Madrid en los últimos siete días son 3.000 más que en el total de Reino Unido, el doble que en toda Alemania y roza el triple de los confirmados en toda Italia. Si se hacen los cálculos en relación con la ecuación de los 100.000 habitantes, la zona metropolitana que estaría detrás de Madrid sería la de París, con 202 casos por cada 100.000 habitantes, 442 menos que Madrid.

Fuera de Europa el dato de Madrid tampoco tiene comparación. En el área metropolitana de Nueva York se han detectado 46 casos por cada 100.000 habitantes, en Madrid son 643 casos por cada 100.000 habitantes. Además, a diferencia que en los comienzos de la pandemia, Nueva York ha dejado de ser el centro de la pandemia en el país estadounidense.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar