Easy Jet traslada las licencias de sus pilotos a Alemania por el Brexit

Fotografía sin fecha de un Boeing 737 de Easy Jet

Fotografía sin fecha de un Boeing 737 de Easy Jet EFE

Corresponsal de COPE en Berlín

Rosalía Sánchez | Corresponsal de COPE en Alemania Berlín

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 19:34

Tanto los 1.400 pilotos de Easy Jet como los que en el futuro contrate la aerolínea británica tendrán basada su licencia a partir de noviembre en Alemania o Austria, según la confirmado la empresa con sede en Luton, Inglaterra.. El objetivo de esta medida es sortear las dificultades que pueda propiciar el Brexity dotar a su flota de garantías de circulación al margen del acuerdo al que lleguen, o no, Reino Unido y la UE. La dirección de Easy Jet ya decidió el año pasado la creación de una nueva marca con sede en Viena que opere bajo el nombre de Easy Jet Europa, lo que supuso el cambio de registro de 110 aviones a esta división, y ha contemplado el traslado de sus oficinas centrales a Alemania, donde está ya preparando la tramitación de licencias para sus pilotos y donde registrará a partir de ahora a todo su personal de tripulación.

“Dependiendo del resultado de brexit, las licencias de piloto emitidas en el Reino Unido podrían no ser válidas dentro de la UE", explica fuentes de la la compañía la preocupación de la directiva y que añade que la solución descrita ha sido acordada con los reguladores pertinentes, incluida la Autoridad de Aviación Civil del Reino Unido (CAA).

Se estima que la aviación será uno de los sectores más perjudicados por la salida del Reino Unido de la UE, programada para el próximo 29 de marzo de 2019. Si el ejecutivo que lidera Theresa May y la UE no llegan a un acuerdo y sin una cooperación reguladora continua, la CAA ya no sería reconocida internacionalmente, lo que ocasionaría ingentes perjuicios y complicaciones legales. La CAA también otorga licencias para piezas de aviones y motores fabricados en el Reino Unido cuya validez queda en el aire y para la que las aerolíneas deberán también encontrar soluciones.

En el ámbito financiero, Easyjet ha reforzado su base de accionistas en el continente para evitar los conflictos con las restricciones de propiedad de aerolíneas que requieren que estas sean de propiedad mayoritaria de nacionales. El gobierno británico quiere continuar siendo parte de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) y negociar un acuerdo que elimine posibles fronteras para el transporte por avión tras el brexit, pero está por ver si lo consigue.

 Otras grandes compañías aeronáuticas como Airbus, que genera alrededor de 2.000 millones de euros anuales solo en impuestos en el Reino Unido, también se están preparando para trasladar la producción de sus plantas en el país a otros de la Europa continental, China o Estados Unidos, según informó la empresa el pasado mes de junio. “Ante la falta de claridad, tenemos que ponernos en el peor de los escenarios, tenemos que empezar a trabajar en ello”, ha justificado el director de operaciones de Airbus, Tom William.

 El presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) y director general de EasyJet España, Javier Gándara, ha demandado este martes a las autoridades españolas que se genere «lo antes posible» un acuerdo aéreo entre la UE y el Reino Unido, con independencia del acuerdo global sobre el brexit para que “todo el mundo sepa que podrá seguir volando sin problemas” entre Europa y Reino, al margen de cuál sea el final de las negociaciones. Pero la postura del gobierno británico es la contraria. Theresa May ha declarado que no habrá rutas aéreas si el Reino Unido sale de la UE sin un acuerdo aéreo específico en aviación, tras conocer el informe y advertencias sobre el impacto del Brexit en la conectividad aérea del país. El Instituto de Asuntos Económicos (IEA) confirma que dejar el Mercado Único de Aviación de la Unión Europea en marzo próximo sin un acuerdo de reemplazo privaría a la mayoría de las aerolíneas del Reino Unido de sus licencias de operación para los 27 países y afectará las rutas con terceros países que han sido acordadas con la UE. Según su dictamen, volver a las reglas de la Organización Mundial del Comercio no otorgaría derechos de control del tráfico aéreo del Reino Unido si sale de la UE sin un acuerdo general en aviación". “Los aviones no podrían volar", resume Julian Jessop, economista jefe de la AIE.

 El Mercado Único de Aviación de la Unión Europea cubre actualmente los derechos de Reino Unido a las llamadas "libertades del aire", que incluyen sobrevuelos de países sin aterrizar en ellos y operar vuelos internos en países extranjeros, de manera que Londres también también perderá los derechos de tráfico aéreo que involucran a países como Estados Unidos, Canadá y Suiza porque se han hecho a través de la UE.

Las alternativas que le quedan e caso de un Brexit sin trato serían unirse a otros países no pertenecientes a la UE, como Noruega e Islandia como miembros del Espacio Aéreo Común Europeo (ECAA), aunque esto significaría seguir las normas de la UE y esquivar las líneas rojas del gobierno May, o bien negociar un acuerdo de libre comercio a medida para la aviación, aunque esto podría significar acceso reducido al mercado de la UE y tomaría más tiempo.

A fecha de hoy, Reino Unido es un líder mundial en aviación, lo que significa que tiene mucho apalancamiento, y dejar en tierra a las aerolíneas del Reino Unido sería también perjudicial para la economía de la UE, particularmente en áreas como el turismo.

Etiquetas

Lo más