Detenida una niñera que entregó un bebé muerto fingiendo que estaba dormido

Marissa Tietsort hizo creer a la madre del bebé que estaba dormido

Marissa Tietsort

Marissa Tietsort

Cope.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 19:03

Marissa Tietsort, de 18 años, ha sido detenida en Wisconsin acusada de homicidio intencionado en primer grado por la muerte del bebé de cuidadaba de apenas dos meses.

Los hechos ocurrieron el pasado 18 de octubre, según informan medios locales que citan documentos oficiales de la investigación, Tietsort vistió al bebé, ya fallecido, con ropa de invierno y lo ató al asiento del coche. La joven actuó como que el niño estaba dormido y así pretendía entregárselo a la madre.

Cuando la madre comprobó más tarde, al detenerse en una lavandería, que el bebé no reaccionaba y estaba frío al tacto, intentó reanimarle y llamó a Urgencias. 

La autopsia ha demostrado que el bebé tenía al menos tres impactos en su cabeza y que murió por un trauma severo mientras estaba con la niñera. 

Se da la circunstancia de que Tietsort había enviado un mensaje a la madre apenas dos horas más tarde de haber recibido a los niños en su casa contándole que estaba acusada de abuso infantil, que no podía estar en contacto con niños y que no dijera a nadie que estaba con sus hijos.

La entrega de los niños se produjo tres horas después de ese mensaje. La policía detuvo a la acusada apenas un día después de los hechos.

En agosto un padre de una bebé de once meses la había acusado de agredir a su hija mientras la cuidaba. La niña tenía una fractura de cráneo y heridas en la cara que Tietsort dijo que se debían a que cayó del sofá, algo que descartaron los informes de los especialistas. Por ese caso pesa sobre ella una fianza de 250.000 dólares y la prohibición de acercarse a menores en caso de salir de la cárcel, algo que es dudoso que suceda dado este nuevo caso cuyo juicio está previsto para el 18 de enero

Lo más