¿Cómo se regula el uso de los patinetes eléctricos en otros países europeos?

Los corresponsales de COPE en París, Bruselas y Londres han salido a las calles para conocer cómo es su regulación

¿De dónde han salido los patinetes eléctricos? 

 

  • item no encontrado

Corresponsal de COPE en Reino Unido

@JLConcejero

Corresponsal en Bruselas

  • item no encontrado

Corresponsal en París

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:22

Las aceras de las principales calles de Madrid han recibido en los últimos meses a multitud de patinetes eléctricos, de diversas compañías, que se han convertido en un verdadero quebradero de cabeza tanto para peatones como también para usuarios. Ya que su regulación a la hora de estacionarlos o de circular por las calles de la capital de España. Pero, ¿qué ocurre en otros países de Europa?

Nuestros corresponsales en París, Bruselas y Londres han salido a las calles de estas capitales europeas para conocer cómo es su regulación y que medidas se toman para controlar su presencia en las calles.

Bruselas, pendientes de una regulación  

En Bruselas hay tres empresas que gestionan el alquiler de patinetes eléctricos. La última compañía puso en marcha 500 nuevos patinetes el pasado 16 de Noviembre. En solo dos meses se han multiplicado por toda la ciudad, tanto, que no ha dado tiempo a elaborar una normativa que regule su circulación.

Habitualmnete los usuarios utilizan los patinetes eléctricos por los carrilles bici de la ciudad, no obstante, es común verlos también por la calzada como el resto de vehículos. Depedendiendo de la prudencia del usuario, algunos llevan casco y otros no.

La realidad es que nada regula su uso y son muchos los que piden a gritos una nornativa urgente ante algún contratiempo que se ha registrado en la ciudad. Con las últimas estadísticas en la mano y pese que los expertos aseguran que Bruselas no es la mejor ciudad para los patinetes, éste es un medio de transporte que será muy popular en el futuro.

Londres, un medio de transporte considerado ilegal

En Londres no están sujetos a impuestos ni a ningún tipo de registroy son completamente ilegales a menos que se usen en un ámbito privado. Como están motorizados y no tienen pedales, no se pueden usar ni en carriles bici como por las aceras, y debido a que son de baja potencia, está también prohibido claro circular con ellos en carretera.

Aunque es verdad, que por algunas zonas de la capital, especialmente a las afueras, la policía suele ser bastante laxa con el usuario de estos patinetes si respetan a peatones y las leyes de seguridad vial.

París, su futuro pasa por una nueva Ley de Movilidad

En París, Christophe Najdovski, teniente alcalde encargado de los Transportes y el Espacio Público, ha pedido al Estado la regulación de los desplazamientos en "trottinette" por la ciudad, llegando incluso a abogar por "un permiso de conducir" patinetes otorgado por los ayuntamientos.

La nueva Ley de Movilidad, que será estudiada en la Asamblea en 2019 prevé ofrecer a los ayuntamientos la posibilidad de imponer una serie de normas a los operadores sobre todo para evitar los estacionamientos salvajes. Pero, sobre todo, el proyecto de ley prevé nuevas medidas de seguridad para el uso de patinetes.

Según la ministra de Transportes, Elisabeth Borne, "no podemos dejar que circulen a 20 o 30 km/h sobre las aceras, con el consiguiente riesgo para los peatones".

Para ello van a crear una nueva categoría de vehículos en el Código de circulación que limite la circulación de los patinetes sobre los carriles bicicleta o las vías reguladas con una velocidad máxima de 30 km/h, pero no podrán circular sobre las aceras. A día de hoy, la legislación autoriza a los usuarios de patinetes circular sobre las aceras a una velocidad máxima de 6 km/h, una velocidad ligeramente superior a la del peatón. En las vías reservadas a las bicicletas, pueden circular hasta a 25 km/h.

Lo más