La cámara de un portero automático graba a un individuo chupándolo durante tres horas

Nada más entrado 2019 tenemos una de las primeras cosas sorprendentes que vamos a encontrar: un ciudadano de California chupando un portero automático

Grabado chupando un portero automático

 Grabado chupando un portero automático

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 19:19

¿Qué harías si tuvieras tres horas libres? Seguramente irte a tomar algo con tu pareja, con tus amigos o tu familia. O tal vez jugar a ese juego de la 'Play' que lleva tiempo esperando en tu mesa. O hacerte una maratón de series. O verte la edición extendida de tu película favorita... da igual tu preferencia, casi con total seguridad será mucho más normal que la de Roberto Daniel Arroyo.

Tranquilo, ese nombre no tiene que decirte nada, no es famoso ni relevante, no es político ni cantante, ni actor. Que sepamos al menos. Pero se ha hecho viral por su forma de proceder: Roberto Daniel se puso a chupar (sí, chupar) un portero automático. Y ni un minuto ni dos ni 30: tres horas. 180 minutos sin parar de chupar el telefonillo. Real como la vida misma:

¿El objetivo? Sigue siendo un misterio, pero dado el énfasis y el cariño con el que lo hace, seguramente fuera para dejar su firma en él. El sistema de vigilancia avisó a la dueña de la casa, Sylvia Dungan, quien en el momento de la proeza no estaba en casa pero cuando vio las impagables imágenes avisó a la Policía y, gracias a la calidad de la imagen, pudieron localizarle sin problema alguno. 

Etiquetas

Lo más