La brutal paliza a un preso que había entrado por torturar a su bebé

Un grupo de presos secuestra, tortura y apalea con un calcetín lleno de latas de atún a un recluso condenado por violar y maltratar brutalmente a su propio bebé

La brutal paliza a un preso que había entrado por torturar a su bebé

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 18:34

Tony Smith, de 47 años, ingresó en la cárcel después de haber abusado sexualmente junto a su mujer de su propio hijo cuando tenía solo 41 días de vida. El pequeño llegó al hospital con numerosas heridas y tuvieron que amputarle las dos piernas. Sus padres cumplen 10 años de condena.

Debido a un error, el hombre fue trasladado a un área equivocada de la prisión Swaleside en la Isla de Sheppey en Kent, Inglaterra. Allí los reclusos le ataron a una silla y le golpearon durante horas en su propia celda hasta que los guardias se dieron cuenta y lo liberaron. "Durante ese tiempo lo ataron a una silla y lo atacaron con barras de metal y un calcetín lleno de latas de atún", asegura un interno en declaraciones recogidas por 'The Sun'.

Los guardias de la prisión lograron intervenir en el momento preciso: “Tiene suerte de no haber muerto”, según un portavoz de la penitenciaría. Los sospechosos de la agresión ahora están en aislamiento a la espera de una investigación sobre el incidente.

Lo más