Más directos

El autor de la explosión en la embajada de EEUU en Pekín padece trastorno paranoide

 El presunto autor de la explosión ocurrida el jueves ante la Embajada de Estados Unidos en Pekín padece un trastorno de personalidad paranoide, según la investigación policial

Un herido en pequeña explosión de artefacto ante la embajada de EEUU en Pekín

Vista de la Embajada de Estados Unidos en Pekín EFE

Redacción COPE | Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 05:02

El presunto autor de la explosión ocurrida el jueves ante la Embajada de Estados Unidos en Pekín, de 26 años y que se encuentra bajo custodia policial, padece un trastorno de personalidad paranoide, según la investigación policial recogida hoy por la agencia Xinhua.

Su familia confirmó a la policía que desde mediados de 2016 el joven "había sufrido alucinaciones visuales y auditivas con frecuencia, había sido hospitalizado en una ocasión y había recibido tratamiento psicológico, sin ser capaz de volver a trabajar", publicó este medio.

Este ciudadano chino, apellidado Jiang y procedente de la Región Autónoma de Mongolia Interior (al norte del país), hizo estallar presuntamente un pequeño artefacto en las afueras de la legación estadounidense en Pekín en torno a las 13.00 hora local (05.00 GMT), sin que se registraran daños materiales ni heridos.

Tras el incidente, Jiang fue trasladado al hospital porque se había herido la mano. La policía encontró un mechero y restos de fuegos artificiales y petardos sin explotar en la zona. "Hubo una explosión aproximadamente a las 13.00 horas (05.00 GMT) en el espacio público fuera de la esquina sureste del complejo de la embajada", señaló un portavoz de la legación diplomática tras el incidente.

Según declaró en una conferencia de prensa un portavoz del Ministerio chino de Exteriores, Geng Shuang, se trata de un "caso individual de seguridad pública". El suceso fue divulgado inicialmente por testigos presenciales a través de redes sociales con vídeos y fotografías.

Los testigos indicaron que el individuo había resultado herido al manipular el artefacto, pero no se conoce si trataba de atacar la embajada o hacerse daño a sí mismo. Algunos vídeos colgados en internet mostraban humo, viandantes y policías en escenas confusas corriendo en torno a la embajada, mientras que en otras imágenes se veía a varios agentes en torno a una persona tendida en el suelo.

Una mujer que pasaba por la zona y estaba compartiendo vídeos del incidente con otros viandantes fue detenida e introducida contra su voluntad en un automóvil por hombres vestidos de civil que podrían ser policías de paisano, según indicaron testigos presenciales que grabaron el incidente con sus teléfonos móviles.

La policía china acordonó la entrada este de la embajada, en la avenida de Tianze, en el noreste de Pekín. Se trata de la zona donde está la entrada para realizar trámites de visados, por lo que suele estar muy concurrida. En 2013 se produjo un incidente similar en esa misma zona de las afueras de la embajada, cuando un hombre hizo estallar un artefacto casero y resultó herido.

Etiquetas

Lo más