El asesino del Zodiaco aún anda suelto

Aseguró haber matado a 37 personas, aunque solo se pudieron confirmar 7. Todo ello aderezado con cartas encriptadas a policía y prensa

El asesino del Zodíaco aún anda suelto

Retrato robot del asesino del Zodiaco EFE

  • item no encontrado

Redactor COPE

Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 03:43

"Les habla el Zodiaco". Así comienzan todas y cada una de las cartas recibidas por comisarías de policía y medios de comunicación entre 1969 y 1974 en California. Algunas son falsas, otras verdaderas. De estas últimas, en cualquier caso, se desconoce su autoría. Tras ellas se esconde uno de los criminales en serie más enigmáticos de la Historia, con permiso de Jack el Destripador: el asesino del Zodiaco.

La primera misiva llegó el 1 de agosto de 1969 a tres periódicos: Vallejo Times-Herald, San Francisco Chronicle y San Francisco Examiner. Quien las escribió exigió que llevaran en portada un criptograma. Unidas las tres primeras páginas, y resuelto el puzle, permitiría descubrir su identidad. ¿Qué más ponía en la carta

  • “Me gusta matar gente porque es mucho más divertido que matar animales salvajes en el bosque. Porque el hombre es el animal más peligroso de todos. Matar es la experiencia más excitante. Es aún mejor que acostarse con una chica. Y la mejor parte es que cuando me muera voy a renacer en el paraiso y todos los que he matado serán mis súbditos. No daré mi nombre porque ustedes tratarán de retrasar o detener mi recolección de súbditos para mi vida en el Más Allá”

Así comienza el perturbador periplo mediático-criminal del Asesino del Zodiaco en la bahía de California. Además, admite haber cometido tres crímenes. Tuvo en vilo a medios de comunicación, autoridades y sociedad en general durante un lustro con decenas de cartas que, sin embargo en 1974 desaparecieron sin que él fuese descubierto

Volvamos a esa primera carta. La amenaza no se cumplió, pero los textos, en forma de carta o tarjeta postal seguían llegando. Al final de algunas de ellas aparecía una firma a modo de contador: "Yo = 37; SFPD (Departamento de Policía de San Francisco)= =". Esa, 37, es la cifra de personas que el asesino asegura haber matado. Los investigadores solo han podido acreditar 7: 2 adolescentes en 1968 y 3 jóvenes en 1969. Además, hay 2 supervivientes. Gracias a uno de ellos se pudo hacer el retrato robot. 

¿Sospechosos?

Durante estos casi 50 años desde que sucedieron los crímenes confirmados y se publicaron las cartas ha habido varios sospechosos, de los que destaca uno por encima de todos: Arthur Leigh Allen.

En julio de 1971 un amigo de este hombre le denunció a la Policía. Varias eran las sospechas. Para empezar, Arthur llevaba un reloj de la marca Zodiac, cuyo símbolo era el mismo con el que el asesino firmaba los textos

ctv-fcm-zodiaco

Pero sobre todo, una pista cubre de sombra a Allen: unos cuchillos ensangrentados encontrados en su coche el mismo día en el que se encontraron dos cuerpos en Lago Berryessa, en septiembre de 1969, con la popularidad de Zodiac por todo lo alto. Este hombre no era ningún santo, de hecho cumplía condena por delitos sexuales, pero la policía nunca pudo cerrar el círculo sobre él, y unas pruebas de ADN no coincidentes desecharon su culpabilidad.

Cientos de nombres más han salido a la palestra: Richard Gaikowski, por su parecido al retrato-robot; Dennis Rader, otro 'engimático' asesino; Jack Tarrance, cuyo hijastro declaró que era el asesino del Zodiaco porque vestía parecido... En cualquier caso, ninguna prueba ha sido concluyente y lo único cierto es que no se sabe quién es el verdadero criminal... ni si sigue vivo.

Lo más