COPE

Unos 60 alpinistas atrapados en Nepal regresan a España en un vuelo de AECID

Más de medio centenar de montañeros y alpinistas españoles, atrapados en Nepal por el cierre de fronteras, se preparan para regresar mañana a España en un vuelo de AECID

El avión de Iberia que repatriará a los alpinistas españoles atrapados en Nepal

El avión de Iberia que repatriará a los alpinistas españoles atrapados en Nepal (EFE)

  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:19

Más de medio centenar de montañeros y alpinistas españoles, atrapados en Nepal por el cierre de fronteras para combatir el coronavirus, se preparan para regresar mañana a España a bordo de un avión de Iberia organizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y la AECID.

El grupo más numeroso de los españoles lo forman 27 montañeros capitaneados por el alpinista Juanito Oiarzabal y el periodista Sebastián Álvaro, director del programa de TVE "Al filo de lo imposible", que prepara una serie de reportajes sobre el escalador.

También viajará a bordo el alpinista Carlos Soriay su grupo, quienes inicialmente rehusaron la oferta de retorno organizada por Exteriores, pero al ver cómo avanza de virulenta la pandemia en Nepal, han decidido regresar a Madrid.

Además de montañeros y cooperantes españoles, el vuelo de Iberia también facilitará el retorno de casi medio centenar de europeos y algunos nepalíes residentes en España.

El avión de Iberia llegó a Katmandú este jueves con un cargamento de 5,5 toneladas de suministros médicos y sanitarios donados por el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en respuesta a una petición que Nepal presentó ante la Unión Europea.

"Es un cargamento no muy grande, pero es el primer cargamento de ayuda que recibe el país y España está encantada de poder ayudar", aseguró el director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, Magdy Martínez Solimán, quien ha hecho entrega de respiradores, material de protección y medicamentos a las autoridades nepalíes.

Nepal, que el año pasado no registró una gran incidencia del virus, se ha visto sorprendido desde mediados de abril por una ola de contagios que está causando entre 8.000 y 9.000 casos y una media de 200 muertes diarias.

En respuesta, el Gobierno nepalí decretó el bloqueo del tráfico aéreo internacional y el cese total de actividades salvo por dos horas al día en las que los nepalíes pueden salir a hacer la compra.

La decisión de cerrar las vías aéreas dejó atrapados a miles de extranjeros en el país, en especial montañeros y alpinistas a quienes Nepal había vuelto a abrir el Everest con lo que en los últimos meses había expedido un número récord de 408 permisos de escalada.

Sin embargo, la llegada del virus desde la India y el cierre de los transportes ha dejado varados en Katmandú a miles de extranjeros que buscan cómo regresar a casa.

La llamada pidiendo ayuda de los montañeros Álvaro y Oiarzabal puso en alerta al Gobierno español, que logró organizar desde la embajada en la India (con responsabilidad sobre Nepal) y la sección de Servicios Consulares del Ministerio el flete de un avión de Iberia que trajera la ayuda médica y regresara cargado con los montañeros.

Se trata de una operación de "retorno asistido" por la que el Ministerio financia la mayor parte de la operación con ayuda de Iberia y los viajeros que regresen a España deben comprar sus billetes por un principio de subsidiaridad, explicó el director de Emergencias Consulares, Manuel González Garagorri.

Al ayudar en el retorno a unos 40 ciudadanos europeos de otros países, la operación podrá ser financiada en parte por el Mecanismo Europeo de Protección Civil.

Para los montañeros, la llegada del avión de Iberia ha sido una "salvación", explica Mikel Lezeaga, un guipuzcoano que llegó a Nepal hace 30 años y ahora, casado con nepalí y con su propia empresa de treking y aventuras, hace las veces de "cónsul voluntario" y ha estado ayudando a coordinar la operación y manejando las largas listas de candidatos a pasajero.

"Muchos no querían irse, pensando que total, al aire libre, no les iba a pasar nada, pero al ver cómo está evolucionando la situación han decidido marcharse. Y no lo tienen fácil", explica.

En el Hotel Thamel esperan Oiarzabal y Álvaro con su grupo de 27 montañeros de toda España, en tensión porque aún deben confirmar por PCR que no están contagiados antes de subir al vuelo que les llevará de vuelta a casa.

Ambos montañeros se declaran "muy agradecidos" al Ministerio y a la ministra, Arancha González Laya, por haberles facilitado un vuelo de salida de Katmandú una vez que os contagios se había disparado.

"Una situación que podía haber sido explosiva, lo hemos controlado bien", subraya Álvaro, para quien "la fortaleza de un país lo da la solidaridad que demuestra con la gente que lo necesita"

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar