Boletín

JUICIO PROCÉS

Vox ignora la reunión clave del 1-O y compromete el interrogatorio del fiscal

La decisión de Vox de no preguntar al mayor Josep Lluís Trapero por la reunión clave en la que advirtió a Carles Puigdemont del riesgo de violencia el 1-O ha comprometido el interrogatorio del fiscal, impedido por la ley a sacar ese asunto en sus preguntas, si bien ha logrado hacerlo con habilidad.,La Ley de Enjuiciamiento Criminal determina en su artículo 708 que el interrogatorio de un testigo verse sobre las cuestiones que pregunte la parte que ha solicitado su declarac

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:19

La decisión de Vox de no preguntar al mayor Josep Lluís Trapero por la reunión clave en la que advirtió a Carles Puigdemont del riesgo de violencia el 1-O ha comprometido el interrogatorio del fiscal, impedido por la ley a sacar ese asunto en sus preguntas, si bien ha logrado hacerlo con habilidad.

La Ley de Enjuiciamiento Criminal determina en su artículo 708 que el interrogatorio de un testigo verse sobre las cuestiones que pregunte la parte que ha solicitado su declaración y que el resto solo pueda preguntar a partir de esas contestaciones.

La testifical de Trapero la han solicitado varias defensas, pero solo una acusación, la popular que ejerce Vox, que en su interrogatorio ha ignorado la reunión del 28 de septiembre entre los mandos de los Mossos y Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Joaquim Forn.

Tampoco ha preguntado por otra reunión celebrada el día 26. En ambas, según reveló en el juicio el comisario Manel Castellví, altos mandos del Cuerpo advirtieron a Puigdemont sobre el riesgo de una escalada de violencia, pero a lo cual el expresident se negó a desconvocar el referéndum.

"No puede preguntar nada relacionado con esa reunión", ha dicho el presidente del tribunal Manuel Marchena al fiscal, después de que la Sala suspendiera la sesión para deliberar sobre si era pertinente que el Ministerio Público interrogara a Trapero sobre estos encuentros con Puigdemont.

Esta decisión responde a la protesta del letrado Xavier Melero, que asiste al exconseller Joaquim Forn, que, justo cuando se ha producido la pregunta del fiscal, ha recordado al tribunal que no se puede interrogar al testigo por hechos que no han sido expuestos por la acusación popular de VOX, que es la única parte que solicitó la comparecencia del mayor en el juicio.

Tras el receso, Marchena ha explicado que por unanimidad, la Sala ha acordado que "la pregunta que se quiso introducir sobre aspectos relacionados con esa reunión son preguntas que desbordan los limites del desarrollo de la prueba por quien disponía de ella, que es la acusación popular".

Pero el fiscal Javier Zaragoza -tras expresar su protesta- ha logrado que Trapero hablase de ese asunto, sobre el que él ha dicho no tener ningún problema en hablar, a raíz de sus preguntas sobre el informe que presentó al exconseller Forn en la mañana del día 29.

Y ha logrado que Trapero explicara que el contenido de ese informe no era exactamente el mismo que lo que se dijo en las reuniones, en las que -ha relatado- él manifestó que el 1-O "iba a provocar necesariamente problemas de orden público y de seguridad ciudadana", al coincidir dos millones de personas con intención "de hacer algo" y unos 15.000 policías que tenían la orden judicial de impedirlo.

De ese modo, el que fuera jefe de los Mossos ha confirmado su advertencia al jefe del Ejecutivo antes de que Marchena recordara al fiscal que no podía preguntar nada relacionado con esa reunión.

En su última pregunta, Zaragoza ha intentado preguntar si Puigdemont ignoró esos avisos, pero el magistrado le ha frenado por ser una cuestión "manifiestamente impertinente".

Lo más