Vara reitera que el PSOE "no va a gobernar nunca con los separatistas" y que le preocupan los partidos provinciales

Vara reitera que el PSOE no va a gobernar nunca con los separatistas y que le preocupan los partidos provinciales

Europa Press

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 12:04

El presidente de la Junta de Extremadura y secretario general del PSOE extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha defendido que el PSOE "no va a gobernar nunca con los separatistas" porque es el "único" que lleva la 'E' de España en sus siglas y porque "lleva defendiendo la unidad de este país desde hace alrededor de 140 años".

"No contemplo un Gobierno con los separatistas, el PSOE no va a gobernar nunca con los separatistas, nunca, nunca, nunca", ha aseverado Fernández Vara preguntado en un desayuno informativo en Badajoz por cómo podría afectar a Extremadura un Ejecutivo central con los separatistas.

Al respecto, ha remachado que lo que ocurre es que los separatistas, independentistas o nacionalistas tendrán que decidir cuál es su posición "en el momento de votar una enmienda" y "si votan a favor de un Gobierno del PSOE o votan con el resto de partidos de la oposición", por lo que "tienen que decidir o se abstienen".

En este mismo sentido y preguntado durante su intervención en el desayuno informativo Foro HOY-Banco Santander sobre cómo ve el preacuerdo de gobierno entre PSOE y Unidas Podemos, Guillermo Fernández Vara ha señala que recoge dos cuestiones "básicas" para él, como son los límites de la negociación del debate territorial en España que es la Constitución española, y el compromiso con la estabilidad fiscal y presupuestaria.

Así, ha señalado que se encuentra "mucho más cerca del documento" al haber incorporado dos elementos "claves" para él como mantener la estabilidad fiscal y la estabilidad presupuestaria y la Constitución como elemento "básico", "lo cual significa defender la unidad de España y que la soberanía nacional reside en el pueblo español", ha puntualizado.

Seguidamente, ha dicho que "a partir de ahí" cree que "se puede hablar" y que "sobre todo" hay una "cosa clara" como que "era la única mayoría posible", dado que "con ese decir que no todo el mundo a todo el mundo aquí nadie quiere dar un paso al frente" para ponerse de acuerdo, y en relación a lo cual ha expuesto que "probablemente" hace cinco o seis meses "hubiera sido posible alguna otra" mayoría.

PARTIDOS PROVINCIALES

Durante su intervención, el jefe del Ejecutivo extremeño se ha referido, al hilo del inicio de una legislatura a su juicio "importante" en Extremadura, España y Portugal y para lo cual ve "fundamental" e "imprescindible" la estabilidad política, a que es "necesario" contribuir a que España pueda tener la misma estabilidad que tiene en la actualidad la región y a que todos están "intranquilos y preocupados, obviamente, por el escenario que se dibuja con una aparición de múltiples fuerzas políticas".

"Me preocupa mucho, os lo confieso, el fenómeno de los partidos provinciales, si esto acaba en un Congreso con 52 partidos provinciales este país dejará de ser gobernables", ha aseverado Vara, que sigue defendiendo la existencia de partidos "fuertes" y "columna" que "sostengan la estabilidad política y al mismo tiempo sirvan de transversalidad en las políticas de estado", de forma que puedan alcanzar acuerdos, "grandes" pactos y "representar la tranquilidad de que hay cosas que no van a estar cambiando al albur de cada elección o de cada momento o de cada moda".

"LA CORRUPCIÓN HA MATADO LA POLÍTICA"

En este contexto y preguntado por si valora que la aparición de partidos pequeños se debe a que los grandes "han fallado a los ciudadanos", Fernández Vara ha replicado que "sin duda" y que "la corrupción ha matado la política" en la que, sin embargo y según ha podido asegurar, "sigue habiendo mucha gente decente", a la vez que ha reconocido que "indiscutiblemente se tardará tiempo en recuperar esa realidad".

Así, ha manifestado que, cuando habla de las dos columnas que sustentan a una sociedad, más conservadora o más progresista, no se refiere a "que tengan que ser solo un partido de cada", pero sí a que haya "dos ideas claras de modelo, pero que haya una idea única de país" y se sea capaz de articular un consenso.

Al mismo tiempo, se ha mostrado como "un viejo defensor de los consensos perdidos" y ha considerado que, cuando "mejor" le ha ido a España, ha sido cuando se ha sido capaz de ponerse "de acuerdo en las cosas".

"Y cuando mejor nos irá es cuando recuperemos la capacidad de ponernos de acuerdo, y eso es más fácil con pocas fuerzas que con muchas, pero yo soy muy respetuoso con lo que la gente decide", ha aseverado, para añadir que si la ciudadanía decide que haya siete partidos nacionales en el Congreso de los diputados y cuatro partidos provinciales "pues bien" pero que "llegará un día en el que nos daremos cuenta de que así es difícil gobernar".

Ante ello, ha recalcado que, si eso ocurriera pero "todos y cada uno" de los actores renunciaran a la parte que les corresponde en favor de lo común, "sería posible", pero que si los siete partidos nacionales y los cuatro provinciales "quieren que el 100 por cien de lo que quieren se realice es imposible", de manera que "algo que objetivamente puede ser bueno, puede ser más democrático o más representativo, se convierte en algo negativo cuando cada cada uno dice: 'yo contigo no', 'yo contigo tampoco'".

"Nadie quiere hablar con nadie, pues hay que hablar", según el presidente extremeño, para quien hay que "exigir" que hablen, cada uno dentro de su papel y quienes como él mismo pertenecen a organizaciones tienen que decir "bien alto y bien claro: este país necesita que se hable porque están en juego cosas muy serias". "Nada en contra de que haya muchos partidos, mucho en contra de que ninguno de ellos sea capaz de ceder nada", ha insistido.

De esta manera, ha concluido que "pareciera como si uno fuera más grande cuanto más lejos se sitúa del de al lado" y que "así es muy complicado luego construir mayorías estables que permitan la estabilidad en un país".

Lo más