Una mujer acusada de contratar sicarios para matar a su marido: “Sólo quería meterle miedo”

Ha reconocido haber pagado 3.000 y 7.000 euros a los sicarios y echarle gotas en el café al marido para dormirle y entregarle

Una mujer acusada de contratar sicarios para matar a su marido: “Sólo quería meterle miedo”

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:37

Una mujer de A Coruña, acusada de haber contratado a tres sicarios en 2014 para asesinar a su marido, ha reconocido en la vista oral del juicio de la Audiencia Provincial que lo hizo para “darle un susto”.

“Solo quería asustarlo, pero no matarlo; quería que le metieran miedo para que nos dejara de pegar a mí, a mi hijo y a mi familia”, ha afirmado la acusada, M.J.A.R., residente en el municipio coruñés de Santa Comba, y ha reconocido haber hecho dos pagos -de 3.000 y 7.000 euros- a una persona para que lo matase y haberle echado gotas en el café para dormirlo y entregarlo a los sicarios.

La Fiscalía pide para ella una pena de catorce años de prisión por tentativa de asesinato, robo con violencia y denuncia falsa, ya que inicialmente habría acudido a denunciar a la Policía que le habían hecho pagar diferentes cantidades de dinero -unos 45.000 euros- bajo la amenaza de hacerle daño a ella, a su marido y a su hijo.

Para las tres personas presuntamente contratadas, la Fiscalía solicita penas de doce años de reclusión por tentativa de asesinato y robo con violencia, ya que, cuando se disponían a supuestamente matar a la víctima, en lugar de ello le sustrajeron sus pertenencias y lo dejaron tirado en una pista forestal.

La acusación pide, además, que los acusados indemnicen a la víctima con 150.000 euros por las cantidades sustraídas y los perjuicios ocasionados, incluidos los de naturaleza moral.

Según la acusación, la principal acusada denunció el 6 de noviembre de 2014 que había sido objeto de amenazas su familia, por lo que la Policía abrió una investigación sobre presunta extorsión, aunque meses después los agentes descubrieron que era ella la que había contratado los sicarios.

Durante la vista oral del juicio -que continuará mañana-, los tres presuntos sicarios negaron en todo momento que tuvieran la voluntad de atentar contra la vida de la víctima, aunque admitieron haber recibido peticiones de la acusada para que lo hiciesen.

El abogado de dos de los acusados, Manuel Ferreiro, ha cuestionado la credibilidad de la versión de la acusada, ya que “llegó a identificar a ocho personas, además de las tres que hoy se sientan en el banquillo, como aquellas a las que dio dinero para que diesen un susto a su marido”.

El letrado ha asegurado a un grupo de periodistas que sus defendidos "no participaron y, en todo caso, "si hubieran participado desistieron de la acción; se habrían comprometido a matar a una persona y, sin que nadie lo impidiera, no lo habrían hecho, es decir, se arrepintieron o simplemente quisieron engañar a la acusada para quedarse con su dinero”

Lo más