BARRIOS MADRID (Crónica)

"¿Tienes sal?", la red social de los vecinos de barrio

Quedar con vecinos del barrio para tomar unas cañas, ofrecerse para pasear perros o recomendar la mejor pizzería de la zona son algunos de los usos de la aplicación móvil "¿Tienes sal?", que pretende recuperar la fuerza de las redes vecinales de antaño.,"Se está perdiendo la ayuda vecinal y el contacto con la gente que tienes más cerca", lamenta Sonia Alonso, cofundadora de la aplicación en España.,En su caso, recuerda que de pequeña su madre la dejaba al cuida

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 11:51

Sol Carreras

Quedar con vecinos del barrio para tomar unas cañas, ofrecerse para pasear perros o recomendar la mejor pizzería de la zona son algunos de los usos de la aplicación móvil "¿Tienes sal?", que pretende recuperar la fuerza de las redes vecinales de antaño.

"Se está perdiendo la ayuda vecinal y el contacto con la gente que tienes más cerca", lamenta Sonia Alonso, cofundadora de la aplicación en España.

En su caso, recuerda que de pequeña su madre la dejaba al cuidado de algunos vecinos a los que también entregaba una copia de las llaves de casa, y cuando iban por la calle conocían "a todo el mundo", algo que asegura que ya no es habitual.

Por ello, decidió importar una herramienta encaminada a tejer redes vecinales que ya lleva tres años funcionando "muy bien" en Alemania, donde la conoció a través de una amiga.

El proyecto comenzó en Madrid el pasado mes de junio y en Barcelona un poco más tarde, en septiembre, en ambos casos con el nombre de "¿Tienes sal?", una frase recurrente entre vecinos que puede llegar a ser el punto de arranque de una amistad.

Y es que uno de los objetivos de la aplicación es precisamente poner en contacto a vecinos de un mismo barrio o barrios cercanos para intercambiar favores, hacer recomendaciones o quedar para charlar y compartir aficiones comunes. La diferencia es que la primera toma de contacto no es a través del timbre de la puerta o del telefonillo, sino del teléfono móvil.

"Intentamos que la gente no se meta solo en la pantalla, sino que sea una forma de romper el hielo para que después ocurran cosas reales", dice Sonia.

La aplicación, con alrededor de 33.000 usuarios registrados, tiene 120 vecindarios activos en Madrid y 66 en Barcelona que no siempre coinciden con la delimitación geográfica o los nombres de barrios o distritos.

El funcionamiento es parecido al de muchas redes sociales: los vecinos pueden publicar información o preguntas en un muro que leen todos los inscritos de la zona y también pueden mandar mensajes privados a usuarios concretos.

La creación de eventos como "pregones" de barrio es otra de las opciones que ofrece "¿Tienes sal?", que también permite añadir lugares especiales de la zona, así como listados de organizaciones y de comercios locales.

Además, la aplicación da la posibilidad de crear grupos específicos para personas interesadas en quedar para tomar cañas, salir a correr, practicar inglés o recoger medicamentos para donar, entre otros ejemplos.

Margarita, de 64 años, ha creado recientemente un grupo para personas mayores interesadas en hacer viajes o planes por el barrio, algo que le resulta difícil pese a llevar viviendo cerca de tres décadas en la zona.

"No siempre tengo amigos disponibles porque tienen compromisos familiares", explica esta vecina de la zona de Canal, en Madrid, divorciada y con una hija independizada.

En su caso, asegura que la edad no ha sido un impedimento para formar parte de esta aplicación, ya que está familiarizada con las nuevas tecnologías, y espera que no lo sea para otras personas de su generación, a las que anima a sumarse a un proyecto "muy interesante".

A sus 65 años, Antonio también ha dado el paso de registrarse en "¿Tienes sal?", una aplicación que conoció a través de una hoja informativa depositada en su buzón, como la mayoría de los vecinos consultados.

"Me gustó la idea porque buscaba fomentar la vecindad", dice este vecino de Puerta del Ángel que ha creado un grupo para compartir lecturas e intercambiar libros.

Pese a que hay casos de usuarios como Margarita y Antonio, lo habitual es encontrar a gente de menos edad en la aplicación, como Carlos, de 27 años, que llegó a vivir a Madrid el pasado mes de mayo y para el que esta herramienta es una buena vía para conocer gente, pedir favores o prestar ayuda.

"Acabo de pedir que me dejen una olla exprés porque quiero cocinar rabo de toro y me haría falta", comenta el joven, que vive cerca de El Retiro.

David, un vecino madrileño de 40 años de la zona de Arapiles, cree que esta aplicación es una buena forma de "hacer barrio", algo que para la cofundadora de "¿Tienes sal?" cada vez es más difícil en las grandes ciudades, donde hay mucho movimiento de personas que cambian de barrio o van a vivir al extranjero, pero también "mucha desconfianza".

"Hemos desaprendido a confiar en el otro y a apoyarnos en la gente que está más cerca, pero hay muchas ganas de recuperar esto", sostiene Sonia, que ha recibido peticiones para llevar la aplicación a ciudades como Alicante, Zaragoza o León.

Lo más