Teresa Ribera confirma que el diésel tiene los días contados

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, se ha mostrado tajante respecto a la eliminación del combustible diésel.

Teresa Ribera durante su comparecencia para para informar de las prioridades de su Departamento.

 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:26

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha afrimado que "el diésel tiene los días contados, durará más, durará menos, pero sabemos que su impacto en partículas y el aire que respiramos es suficientemente importante para ir pensando en un proceso de salida".

Ribera, antes de comparecer en la Comisión para la Transición Ecológica del Congreso de los Diputados, al ser preguntada sobre si el Gobierno se plantea medidas para facilitar ese cambio en los combustibles que se utilizan, ha manifestado que "el cambio que asistimos necesita muchas cosas a la vez".

Ha explicado, además, que junto a señales de tipo regulatorio y limitador, el proceso se tiene que acompañar "con facilidades que permitan ir cambiando el patrón que aplicamos e ir cambiando también el patrón de nuestros vehículos privados".

Teresa Ribera ha manifestado que, aunque las personas que acaban de comprar un coche conocen "en gran medida" las consecuencias que su vehículo tiene en la calidad del aire, es verdad que el coste de comprar un coche de una categoría o de otra no refleja el coste real el impacto que tiene. Ribera ha añadido que, por tanto, no se puede culpabilizar al que compra ese coche y para facilitar comportamientos de consumidor responsable tiene que haber señales fiscales, de mercado, que permitan discriminar lo que significa cada opción de forma intuitiva y natural sin hacer un "análisis profundísimo".

Respecto a si el Gobierno se plantea cambios en la fiscalidad para facilitar el proceso de transición a la descarbonización, Ribera ha señalado que eso corresponde al Ministerio de Hacienda. En cuanto a las restricciones que quiere poner el Ayuntamiento de Madrid a los vehículos más contaminantes, ha respondido que le parece muy "razonable y normal que la alcaldesa de un gran capital, como es Madrid", Manuela Carmena, "se plantee medidas para facilitar una movilidad de calidad, pero que afecte cada vez en la menor medida posible a la salud de los ciudadanos".

Por otro lado, el Gobierno ha calificado como "no admisibles" las leyes contrarias a la ciencia, como la reciente modificación de la Ley de Patrimonio Natural y de la Biodiversidad que, a su juicio, se ha realizado por la "puerta de atrás". Ha reconocido también que "no podemos estar orgullosos de la senda tomada por España en cuestiones de biodiversidad".

De esta manera la ministra se ha referido a la modificación a finales del mes pasado de la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad que indulta a algunas especies invasoras que tienen un importante interés económico para el sector cinegético o piscícola.

La titular de Medio Ambiente, Teresa Ribera, ha señalado, además, que hay que "rescatar el papel de liderazgo de España" en biodiversidad y luchar decididamente contra ella porque la pérdida de biodiversidad se "realiza a una velocidad sin precedentes y España no es ajena a ella".

Por eso, ha insistido en la idea de que es necesario "actuar con decisión y voluntad política" según los acuerdos nacionales e internacionales de Nagoya e incorporar a nuestras políticas de "manera real" las metas de Aichí sobre diversidad Biológica (2011-2020). Pero para ello es imprescindible la "información, concienciación y colaboración ciudadana" en todo sus ámbitos.

Lo más