• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

La segunda vez que Dani Mateo se ve las caras con un juez por sus sketchs

El humorista ya tuvo que ir en 2017 junto al Gran Wyoming por comentarios sobre el Valle de los Caídos

El humorista Dani Mateo | EFE

El humorista Dani Mateo | EFE

COPE.ES | Agencias

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:26

El titular del Juzgado de Instrucción número 47 de Madrid ha citado a declarar este lunes como investigado al humorista Dani Mateo por sonarse la nariz con la bandera de España en una escena del programa "El Intermedio" de La Sexta.

Mateo se ha negado a declarar ante el juez, si bien se ha mostrado "preocupado" ante los medios porque se esté "llevando a un payaso ante la Justicia por hacer su trabajo".

El humorista se ha acogido a su derecho a no declarar ante el juez en una comparecencia de apenas cinco minutos en la que no ha estado el fiscal, según han informado fuentes jurídicas.

Lo ha hecho después de que el juez se negara a suspender la declaración tal y como había solicitado la defensa, que había alegado que la organización sindical no estaba legitimada para ejercer la acusación particular.


 

Así fue la primera vez que tuvo que declarar ante la justicia
 

El humorista Dani Mateo y José Miguel Monzón, conocido como El Gran Wyoming

José Miguel Monzón, conocido como 'El Gran Wyoming' y el humorista Dani Mateo


Tuvo lugar en mayo del pasado 2017. En aquel caso Dani Mateo tuvo que declarar junto al presentador de 'El Intermedio', José Miguel Monzón, conocido como 'El Gran Wyoming', durante hora y media en el Juzgado de Instrucción número 4 de Pozuelo de Alarcón por su 'gag' sobre la cruz que preside el Valle de los Caídos.

La declaración tuvo lugar después de que la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid ordenara al juez que admitiera a trámite una querella por delito de incitación al odio presentada por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos contra los humoristas.

En el programa, dirigido por Wyoming, el actor Dani Mateo manifestó que "el Valle de los caídos alberga la cruz cristiana más grande del mundo, con doscientas mil toneladas de peso y ciento cincuenta metros de altura, el triple de lo que mide la Torre de Pisa. Y eso es porque Franco quería que esa Cruz se viera de lejos, normal, porque quien va a querer ver esa mierda cerca".

Uno de los magistrados, Alejandro Benito López, discrepó de sus compañeros y emitió un voto particular señalando que no ve razón para imputarles ninguno de los dos delitos señalados en virtud de la libertad de expresión de los comediantes "pues así lo requieren el pluralismo, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin los cuales no existe la sociedad democrática".

Los magistrados Vicente Magro e Isabel Maria Huesa consideraron que la decisión del juez de Alcorcón de archivar el asunto "conlleva una merma del derecho a la tutela judicial efectiva" de los querellantes y que los hechos "pueden determinar la existencia de un delito que está proliferando en los últimos tiempos como es el de odio".

El juez de Alcorcón entendía que la expresión "quién quiere ver esa mierda cerca" refiriéndose a la cruz de los caídos no supone un ataque a la religión sino a tan sólo una obra arquitectónica, por lo que no existía delito alguno. La Sala consideró sin embargo que lo dicho en el programa es un "ataque de obvia connotación religiosa" realizado en un medio de comunicación "de relevante audiencia" que "en modo alguno" puede estar amparado en la libertad de expresión al afectar a los sentimientos religiosos de los querellantes.

Lo más