El PP seguirá con su estrategia de desgastar a Ábalos

Los populares saben que el ministro va a resistir, no va a dimitir, pero este caso "le ha dejado muy tocado y hoy se le notaba” apuntan

El ministro Ábalos durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso

 El ministro Ábalos durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso

María Dabán
@MarDab1

Jefa de Nacional de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:35

El partido Popular se ha estrenado hoy en el Congreso poniendo toda la carne en el asador y dedicando cinco de las siete preguntas que le correspondian en esta sesión de control, y una interpelación, a preguntar por el caso Ábalos. Los populares eran conscientes de que esta ofensiva implicaba no plantear otras cuestiones importantes como las del paro, la reducción del crecimiento económico previsto en el nuevo cuadro macro aprobado ayer por el Consejo de Ministros, o las de los problemas agrarios, pero han considerado importante golpear a uno de los principales pilares del Gobierno de Sánchez.

En el PP saben que Ábalos va a resistir, no va a dimitir, pero este caso le ha dejado muy tocado y "hoy se le notaba”, apuntaban. Para empezar “porque se está comiendo un marrón que no es suyo”, o porque, dicen, “se ha encontrado una vaca en el camino”, pero el ministro “no ha aclarado la bruma”, se ha limitado a adoptar un tono chulesco y desafiante en el que no ha explicado la verdad y ha querido confundir a los ciudadanos.

Y es que, recuerdan, él insiste en que Delcy Rodríguez no pisó territorio Schengen, y es verdad, porque eso implica un control de pasaportes; pero sí que pisó suelo español. Y eso, lo oculta.

El PP seguirá pues con su ofensiva, no soltará la presa. La próxima semana la interpelación que hoy ha tenido lugar se convertirá en una moción que conllevará un nuevo debate en el Congreso, con una votación donde los grupos tendrán que retratarse. Y está viva también la querella que presentaron contra él por prevaricación. En Génova son conscientes de que su fuerza en el parlamento es limitada, y prefieren jugar, pues, al desgaste. No les interesa que Ábalos dimita “porque sería como limpiar y empezar de cero”. Prefieren pues, aplicar la estrategia que se siguió en los años 90 con Felipe González: ir acosando a sus ministros, desacreditándoles con distintos casos, fundiendo una a una las luces de la casa, hasta que la situación de Sánchez sea insostenible.

Los populares criticaban hoy duramente en los pasillos del Congreso al Presidente del Gobierno por “degradar” a Guaidó y llamarlo ahora “líder de la oposición”. Ése mismo Sánchez que aseguró que podrían contar con España “en esta hora crucial”. El PP acusa además al jefe del Ejecutivo de haber realizado gestiones con distintas cancillerías europeas y con distintas empresas para que no recibieran a Guaidó, y no entienden, a qué viene esta nueva estrategia por parte del Ejecutivo. 

Lo más

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar