COPE

¿Quién es Teresa Arévalo? La 'niñera' que pasó de panadera a alto cargo de Igualdad

Estudió Ciencias Políticas pero no llegó a terminar la carrera. Después montó una panadería, cerrada desde hace años, y entró en la política, en la que ha escalado junto a Montero

Teresa Arévalo, miembro de Unidas Podemos

Ismael HerreroEFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 13:21

Su nombre había pasado prácticamente desapercibido en el plano político hasta que estalló el conocido como 'caso Neurona'. Fue en ese momento cuando el nombre de María Teresa Arévalo (Ciudad Real, 1980) se hizo reconocible para el gran público, pero no por su desempeño político, precisamente.

Y es que Arévalo, que es un alto cargo del equipo de la ministra de Igualdad, Irene Montero, desempeña multitud de tareas. Entre ellas, y siempre según el informe presentado por Mónica Carmona (ex abogada de Unidas Podemos), llama la atención su papel como 'niñera' de los hijos de la ministra.

Una información que, como no podía ser de otro modo, ha causado un gran revuelo, a pesar de que desde Unidas Podemos han negado que entre sus funciones se encuentre la de cuidadora de los hijos de la pareja Iglesias-Montero.

Sin embargo, la ex abogada de la formación morada denuncia que la ministra habría utilizado, presuntamente, a una persona a sueldo del partido como cuidadora de sus retoños de manera habitual, concretamente durante la campaña electoral de 2019, aunque esto podría haberse prolongado en el tiempo hasta la actualidad.

Una curiosa trayectoria

Según su perfil en la página web de Unidas Podemos, Arévalo creció y vivió en el pueblo de Miguelturra, en Castilla La-Mancha, hasta que se mudó a Madrid para estudiar Ciencias Políticas, momento en el que empieza a involucrarse en el activismo político.

Sin embargo, la manchega no llegaría nunca a finalizar la carrera, por lo que carece del título oficial. Tras esto, y según sus palabras 'por la falta de oportunidades en el mercado laboral', regresa a su tierra natal, donde monta una pequeña panadería junto con sus padres que cerraría unos años después.

Después de probar suerte en el mundo empresarial, Arévalo se metió de lleno en la política vinculándose a Podemos, formación en la que iría adiquiriendo relativa importancia de forma progresiva.

Sería en esta disciplina en la que empezaría a despegar su trayectoria laboral, pasando de no tener apenas ingresos conocidos a vivir de la actividad política. Así, durante la XI legislatura empezó a desempeñar la función de asistente parlamentaria de la coalición de Podemos, puesto que ocuparía durante el año 2016 y antes de conseguir un sillón en ese mismo hemiciclo.

Su entrada al Congreso vino dada tras las elecciones de 2016, en la que consiguió su escaño por la provincia de Albacete. En la Cámara Baja mantendría su puesto hasta 2019, cuando con las nuevas elecciones Unidas Podemos sufre un bajón considerable y la manchega se queda fuera.

Antes de que eso pasase y a inicios de ese mismo año, Arévalo sería nombrada también jefa de gabinete de Irene Montero, puesto que desempeñaría al mismo tiempo que sus funciones como diputada.

Tras abandonar el Congreso y con la llegada de la formación morada al Ejecutivo en el año 2020, Irene Montero siguió confiando en ella como mano derecha y la 'ascendió' a jefa de gabinete adjunta al Ministerio de Igualdad, cargo que ostenta en la actualidad.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Paralelamente a esto, Teresa Arévalo también pasó a formar parte del Consejo Ciudadano Estatal, máximo órgano interno de la formación de izquierdas, en el que ejerce al frente de la Secretaría de Políticas de Cuidados. Su nombramiento, sin embargo, despertó la sorpresa de más de un militante.

El supuesto 'pluriempleo'

El escándalo en torno a sus presuntas labores como niñera de los hijos de Pablo Iglesias e Irene Montero la puso en el ojo del huracán. Según el informe presentado por la abogada Carmona, Teresa Arévalo llevaría ejerciendo como cuidadora desde agosto de 2019, justo después de perder su acta como diputada.

Según la información presentada ante el juez, Arévalo simultanearía sus labores en el gabinete de Irene Montero con su papel como niñera en el ámbito privado, por el cual no cobraría más que su salario del grupo parlamentario.

Así, y debido a su supuesta labor, la manchega se convertiría en la sombra de Montero, acompañándola a donde ella fuera para poder cuidar de sus pequeños durante el año 2019, aunque otros rumores afirman que podría haber continuado con ese trabajo durante el año siguiente.

Ahora, el juez continúa con la investigación para tratar de averiguar si estas informaciones son verídicas, lo que significaría que la ministra de Igualdad habría cometido un delito de administración desleal.

Una discreta vida privada

En el ámbito privado poco se conoce sobre Teresa Arévalo, que ha tratado de mantener la distancia entre su vida laboral y la familiar. A sus 40 años, se sabe que es madre de un niño con el que parece pasar bastante tiempo, o al menos eso es lo que muestra en redes sociales. Nada se sabe de su pareja y padre del retoño, que se mantiene al margen de la vida pública.

Además de esto y de los intereses que muestra en sus perfiles públicos, entre los que destaca su afición a viajar, poco más se conoce de la vida de la política.

Por otro lado, gracias al portal de Transparencia de Podemos y de los órganos gubernamentales, se sabe que Arévalo apenas contaba con dinero en su cuenta antes de llegar a la política. Fue ahí cuando empezó a ganar más de 5.000 euros brutos al mes cuando trabajaba como diputada, mientras que en la actualidad ingresa más de 50.000 euros por su puesto en el Ministerio de Igualdad.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las calles

Poniendo las calles

Con "El Pulpo"

Escuchar