La debacle electoral en Andalucía abre de nuevo una división interna en el PSOE

Ábalos sugiere que Díaz dimita "para garantizar la gobernabilidad". La líder andaluza descarta irse y ofrece diálogo a todos los partidos excepto a Vox

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 18:37

La debacle electoral del PSOE en las elecciones andaluzas de este domingo, que puede suponer su salida de la Junta por primera vez en casi cuarenta años, amenaza con abrir una nueva crisis interna dentro del partido. Horas después de conocer los resultados, Ferraz y Susana Díaz muestran posturas enfrentadas acerca de los pasos que debe tomar el PSOE para intentar salvar los muebles. Sánchez abre la puerta a que la presidenta andaluza dimita para garantizar la gobernabilidad de Andalucía al margen de Vox. "Todos tenemos muy asumido que nuestro papel está subordinado al éxito de nuestro proyecto político y con generosidad todos estamos a disposición de la organización", ha afirmado el secretario de Organización, José Luis Ábalos, tras la reunión que ha mantenido esta mañana la comisión permanente del Comité Electoral, para analizar los resultados de ayer.

Sin embargo, Susana Díaz desoye a Ferraz y ha manifestado que tiene la confianza de la Ejecutiva Regional del partido para seguir "liderando el proyecto socialista" en Andalucía y que sólo si hubiera perdido las elecciones autonómicas, se habría ido, "pero he ganado". Díaz ha recalcado que aunque el PSOE-A ganó las elecciones gracias al apoyo de más de un millón de andaluces, fue una "noche triste" porque muchos andaluces socialistas se quedaron en sus casas y no acudieron a votar. "Hemos entendido el mensaje y tomamos nota", según ha indicado Susana Díaz, quien ha señalado que eso tiene que llevar al PSOE-A a reflexionar, a hacer "autocrítica" y a corregir lo que se tenga que corregir porque es evidente que muchos votantes socialistas se han quedado en sus casas, aunque no se han ido a otros partidos.

Susana Díaz ha recalcado que ella es la presidenta de la Junta y su obligación y responsabilidad en estos momentos es "estar a la altura de lo que merece y necesita Andalucía". Ha insistido en que llamará al resto de partidos políticos, a los que están en la defensa y el respeto a la Constitución y el Estatuto de Autonomía para trasladarles que en nuestras manos está "el que el Gobierno de Andalucía no dependa de la extrema derecha" que representa VOX. "Es evidente que no voy a llamar a VOX", según ha sentenciado Díaz.

PRESIÓN A CIUDADANOS

Lo que sí une a Ferraz y Díaz es la presión que se va a ejercer sobre Ciudadanos para evitar formalizar el pacto de las derechas que desbanque al PSOE del Gobierno. Ábalos ha instado a la formación naranja a que decida "si quiere apoyar" a los socialistas como hicieron en las pasadas elecciones andaluzas de 2015 o prefiere por el contrario "embarcarse en una aventura con la extrema derecha". El ministro de Fomento no ha tenido reparos en culpar directamente a PP y Ciudadanos de haber contribuido a "blanquear" a la extrema derecha de Vox, partido al que han introducido como una formación "normal" dentro del constitucionalismo.

En cambio, Ábalos ha evitado hacer autocrítica y valorar qué peso han tenido las políticas de Pedro Sánchez en el voto de castigo registrado por los socialistas en Andalucía. "Todo tiene implicaciones, pero cada territorio tiene su propia singularidad", se ha limitado a señalar, admitiendo que la dirección federal respaldó la estrategia del PSOE-A de hacer una campaña muy centrada en Andalucía, frente a la dimensión nacional que introdujeron PP y Ciudadanos.

Lejos de admitir que los resultados del 2-D vayan a imprimir un giro en las políticas del Gobierno de Sánchez, Ábalos ha avanzado que el Ejecutivo español intensificará aún más si cabe la agenda social como estrategia para responder a ese "voto radical de descontento" que procede de las capas que se consideran más castigadas por la crisis. El hundimiento del PSOE-A no provoca en la dirección federal del partido un efecto de "debilidad", sino "un gran incentivo" para que el Gobierno intensifique su acción, ha incidido.

Lo más