COPE

La pena del telediario que acabó con Rita Barberá: "No tiene perdón todo el sufrimiento que nos han provocado"

Seis años después acaba un proceso judicial que alteró el área de debate procesal hasta convertirlo en un nuevo campo de confrontación política contra el PPCV y Rita Barberá

Audio

Madrid

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 23:31

“Hoy se ha hecho Justicia (...). El tiempo pone las cosas y a las personas en su sitio”. De esta forma es como valoraba la secretaria general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana y portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, la decisión de la Sección Cuarta de la Audiencia de Valencia de archivar la causa denominada del 'pitufeo' en la que estaban imputados desde hace un lustro cincuenta exconcejales y exasesores de los 'populares' en el Ayuntamiento de la capital del Turia.

Pero, ¿realmente es así? ¿El tiempo es un juez justo y suficiente para este tipo de casos en los que se niega la más mínima presunción de inocencia? ¿Nos encontramos, tal y como alertaba el magistrado Cándido Conde-Pumpido, ante la perversión de un sistema que acepta que los partidos políticos se personen como acusación particular?

El sobreseimiento de esta causa deja atrás un largo periodo de denuncias, informes de la UCO, autos de procesamiento y acusaciones de un PSOE valenciano que, reiteradamente derrotado en las urnas, obtuvo a través de la instrumentalización de la Justicia lo que no le concedían los ciudadanos valencianos mediante sufragio.

La primera señalada de toda esta trama fue la senadora y alcaldesa de Valencia Rita Barberá. La 'alcaldesa de España', como se le llegó a conocer, falleció tras sufrir un infarto en un céntrico hotel de Madrid dos días después de haber declarado ante el Tribunal Supremo por un presunto delito de blanqueo de capitales.

Ahora, tras una descarnada persecución política y mediática, los magistrados han expresado en el auto que “puesto de relieve el cruce de indicios de distinto signo en relación con la constatación provisional de los elementos objetivos del tipo penal, en modo alguno puede sostenerse más allá del espacio de la mera sospecha, que los apelantes recibieron el dinero sucio propuesto y consumaron con esta acción el injusto típico característico del delito imputado”.

Una “mera sospecha”. Nunca se sabrá, pero una “mera sospecha” pudo haber acabado no sólo con la carrera política de una mujer honrada, sino con su vida.

“Rita Barberá merece un gran homenaje”

“La historia recordará todo esto y la colocará en el lugar que le corresponde. Rita Barberá merece un gran homenaje”. Es la confesión de Miguel Domínguez, exconcejal del Ayuntamiento de Valencia y exdiputado autonómico del PP valenciano que en conversaciones con COPE ha valorado que todo el caso que ahora se ha archivado ha supuesto “una injusticia de cabo a rabo”.

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana decidió cerrar, en un primer momento y tras una breve investigación, la causa sobre Domínguez por supuesto delito de blanqueo de capitales cometido por el grupo popular del Ayuntamiento. Al abandonar la vida política, el exconcejal volvía a ser procesado por el fiscal que instruía el caso. “Llevamos sufriendo un calvario que dura ya seis años por las consecuencias de un proceso que ha estado salpicado por todo un cúmulo de despropósitos”, ha lamentado.

Miguel Domínguez también ha querido destacar que “si lo que se pretende es hacer justicia”, los juzgados tendrían que “resolver los casos con más premura”, aunque como confiesa el expolítico: “Otra cosa es que hayan pretendido tenernos enganchados para que hubiera un desgaste político. La justicia, o es rápida o no es justicia”, ha matizado.

Sobre el lastre de la 'pena del telediario', el expolítico del PP ha lamentado que muchos de sus compañeros han tenido “serios problemas para continuar con sus vidas”. “¡No hay derecho! A esta resolución se podría haber llegado mucho antes”, ha denunciado tras conocer la decisión del tribunal contra la que no cabe recurso.

“Es lo único que saben hacer: inventar y mentir”

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El que fuera compañero y amigo de Rita Barberá durante prácticamente toda su carrera política no ha dudado en arremeter contra la instrumentalización de la Justicia por parte de los rivales políticos de la histórica regidora. “Joan Ribó llegó a la alcaldía de Valencia gracias a cientos de denuncias que presentó contra la alcaldesa Baberá y su equipo de Gobierno. Progresivamente, todo quedó en nada, pero en aquella época, gracias a la visión de algunos medios de comunicación, llevó a mucha gente a creer que era todo corrupción. Ante esto, Compromís y el PSOE se frotaban las manos porque sabían que a base de estas mentiras y la suma de los pocos votos de cada uno de ellos les iba a llevar al poder”.

El expolítico 'popular' no se ha olvidado del que fuera su partido, y les ha acusado de “equivocarse” en la estrategia que adoptaron. “No fueron valientes, por eso tuve que dejar mi militancia en el partido”, ha subrayado.

“Para Rita, el Partido Popular lo era casi todo. Lo que más le dolió no fueron las denuncias, sino comprobar que el partido, de alguna manera, la había apartado y que la estaban obligando a dejar de ser de ese PP al que había visto nacer y al que tanto había mimado. Toda esta situación, sumada a la furia de los medios de comunicación, fue lo que le llevó probablemente hasta la muerte”, ha recordado dolorido.

Pero la de Miguel Domínguez es sólo una de las historias personales de un proceso judicial que alteró el área de debate procesal hasta convertirlo en un nuevo campo de confrontación política contra el PP valenciano y, muy particularmente, contra la honorabilidad de Rita Barberá. Con la decisión adoptada por la Audiencia de Valencia, los exediles María Jesús Puchalt, Francisco Lledó, Vicente Igual, Félix Crespo y Beatriz Simón; y los asesores María Dolores Cubells, Juan Pedro Gómez Cerón, Ignacio Pou Santonja, José Navarro, Andrés Rodríguez Guisado y Manuel Mas; además del resto de los imputados por el presunto delito de blanqueo, han dejado de ser investigados.

Audio


“Van a ser unas Navidades de paz”

A esta lista de nombres también se suma el de Lourdes Bernal, que va vislumbrando el final de esta pesadilla que ha compartido con su marido. La exconcejal ha confesado a COPE que después de seis años “se encuentra en una nube” e “inmensamente feliz”. “Tengo dos hijos, uno de seis años y otro de tres, y me han visto siempre triste. No me conocen feliz, pero ese estado de felicidad comienza a partir de ahora”, ha declarado emocionada.

Bernal ha recalcado que “la dificultad de sobrevivir a estos seis años es indescriptible a todos los niveles” y ha lamentado que lo que le han hecho a Rita “no tiene cura”. “No tiene perdón todo el sufrimiento que nos han provocado. ¡No lo hay!”, ha enfatizado.

“Quiero descansar, celebrarlo con mis hermanos. Quiero estar tranquila con mi marido y mis hijos. ¡No pido más! Van a ser una Navidades de paz”, ha confesado.

“Rita ha sido Valencia, y Valencia ha sido Rita”

La emoción de Lourdes Bernal también es notable cuando habla sobre su relación con Rita Barberá. “Se te cae el alma a los pies cada vez que tienes que escuchar ciertos comentarios de una gran mujer como era Rita. Ha sido todo una barbaridad, porque no merecía tanto sufrió después de lo que luchó por Valencia. Rita ha sido Valencia, y Valencia ha sido Rita”.

La exconcejal del Consistorio valenciano no ha dudado en señalar que Rita Barberá era una mujer que “no se rendía ante nada y que siempre luchaba contra todas las injusticias”, algo que según Bernal “nos transmitió a todos los que tuvimos la suerte y el honor de trabajar con ella”. “Rita nunca se rindió. Era una mujer fuerte hasta límites insospechados, y nos enseñó a ser así”, ha apuntado con la voz rota. “Todas aquellas personas que no la han conocido se han perdido una mujer de oro, que quería a Valencia sobre todas las cosas”.

¿De quién se acuerda en estos momentos?

“De mi madre, de mi suegra y de Rita”, ha confesado antes de tener que hacer una pausa obligada por tanta emoción contenida. “Mis padres y mi suegra tuvieron que vivir esta situación y hoy ya no están conmigo. Por eso me acuerdo de los tres: de mi madre, de mi suegra y de Rita”.

La pena del telediario que acabó con Rita Barberá: No tiene perdón todo el sufrimiento que nos han provocado


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Radio Carlitos Deluxe

Radio Carlitos Deluxe

Con Carlos Herrera

Escuchar